La Comunidad conectará Cercanías-Sol con la estación de metro de Gran Vía

Cifuentes anuncia la ampliación de la línea 11 de Metro entre Plaza Elíptica y Conde de Casal

madrid

| 21.09.2017 - 13:22 h

AGENCIAS

La estación de Cercanías de Sol conectará con la estación de Metro de Gran Vía, mientras que la Línea 11 del suburbano se ampliará entre las estaciones de Plaza Elíptica y Conde de Casal, "dando así respuesta a una demanda histórica de los vecinos, sobre todo los de Carabanchel". Así lo ha avanzado este jueves la presidenta del Gobierno regional, Cristina Cifuentes, durante su intervención en el debate del estado de la región, en el que ha aseverado que la Comunidad cuenta con "una de las mejores redes de transporte público de toda Europa". "Pero Madrid crece y evoluciona, al igual que el entorno internacional en que competimos, y por tanto es necesario seguir progresando", ha añadido a continuación.

"Vamos a extender también nuestra red de transporte para que llegue todavía a más madrileños", ha asegurado Cifuentes. En este sentido ha anunciado que se va a habilitar una conexión para los viajeros entre la estación de Cercanías de Sol y la de Metro de Gran Vía, "en lo que será una de las obras más importantes de los próximos años".

Según ha explicado la presidenta regional, de este modo se va a generar "un nuevo punto de intermodalidad entre Metro y Cercanías hasta ahora inexistente". "Por un lado damos respuesta a la posible peatonalización de Gran Vía y, por otro, descongestionamos la estación de Sol", ha apuntado a continuación.

Esta actuación podría estar concluida en el primer semestre de 2019. Para hacerla realidad se destinarán 18 millones de euros.

AMPLIACION DE LINEA 11 DE METRO

Además, se ampliará la línea 11 de Metro entre Plaza Elíptica y Conde de Casal, "dando así respuesta a una demanda histórica de los vecinos, sobre todo los de Carabanchel".

Serán 6,5 nuevos kilómetros de red y permitirá enlazar la línea 11 con otras líneas y estaciones. Tendrá una inversión de 285 millones de euros, aportados íntegramente por la Comunidad de Madrid.

Tal y como ha señalado la presidenta de la Comunidad de Madrid, "con ello se conseguirá que la línea 6 tenga una alternativa en el arco sur y se creará otro nuevo punto de intermodalidad con Cercanías y con las líneas de alta velocidad en Atocha". Se estima que podrá entrar en servicio en 2023.

Además, el Gobierno regional seguirá financiando medidas como el Abono Joven o la congelación de tarifas y adoptará "otras nuevas que fomenten el uso del transporte público y que lo hagan mucho más accesible, seguro y sostenible".