Cifuentes espera que la Justicia llegue "hasta el final" investigando el sobrecoste del tranvía de Parla

El Tribunal de Cuentas señala en un informe irregularidades del consistorio dirigido en aquel momento por Tomás Gómez

madrid

| 13.08.2015 - 13:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, espera que la Justicia actúe en relación con las presuntas irregularidades en los sobrecostes del tranvía de Parla y que los responsables, sean quienes sean, "paguen" por haber llevado a la "ruina" económica a la localidad.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación tras la entrega de llaves de una vivienda de la Comunidad en alquiler muy reducido para una familia en situación de especial necesidad y en referencia a las presuntas irregularidades en el tranvía de Parla detectadas por el Tribunal de Cuentas.

Cifuentes ha dicho que es "incuestionable" que el tranvía de Parla fue un proyecto "faraónico y megalómano" del exalcalde y exsecretario general del PSM, Tomás Gómez, y que ha conducido a la "ruina económica" al municipio.

En consecuencia, espera que la Justicia, que está investigando los sobrecostes del proyecto, actúe y llegue "hasta el final" y que sus responsables, sean quienes sean, "asuman las consecuencias y paguen" por llevar a una ciudad "próspera" a la "más absoluta miseria".

Cifuentes ha indicado que la ciudad está "completamente arruinada" y que espera que "entre todos" se pueda sacar a Parla de esta situación "complicada". Por ello espera que todos los grupos políticos en la Asamblea remen "en la misma dirección" para "sacar adelante a la ciudad".

En el informe del Tribunal de Cuentas sobre el tranvía de Parla se señalan numerosas irregularidades del consistorio dirigido en aquel momento por el socialista Tomás Gómez.

Según el Tribunal de Cuentas, Gómez siguió adelante con el tranvía de Parla, sin un estudio previo por si había otros medios de transporte más adecuados, con contratos irregulares, carencias en los pliegos, las modificaciones que luego se hicieron iban sin memoria explicativa.

Que el ayuntamiento pagó facturas sin revisar si no las tenía que pagar otros, y que el equipo de Tomás Gómez tampoco preparó su Hacienda para los efectos de la construcción y la explotación del tranvía.

Al final un sobrecoste de 40 millones de euros, sobre los 93 presupuestados, que según el Tribunal de Cuentas debería haber asumido la adjudicataria y no el ayuntamiento de Parla.