Cifuentes dejará la gestora si es candidata a presidir el PP de Madrid

madrid

| 07.03.2016 - 22:01 h
REDACCIÓN

La presidenta de la gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, ha adelantado que abandonará este cargo si finalmente es candidata a presidir el partido, algo que aún no tiene decidido, en aras de una mayor imparcialidad en la carrera por la presidencia regional del Partido Popular.

"Si llegado el momento decidiera ser candidata, me retiraría como presidenta de la gestora para facilitar el proceso", ha manifestado en su discurso en la primera reunión que ha mantenido con los presidentes locales y cargos públicos de la gestora del Partido Popular en la Comunidad de Madrid.

Ha expresado su deseo de que su "temporalidad" al frente de la gestora, para la que fue nombrada por Mariano Rajoy en febrero pasado tras dimitir Esperanza Aguirre, "dure lo menos posible" y que en el proceso electoral interno se aplique el sistema de "cada militante un voto, de forma directa", para elegir a la persona que presidirá el partido en la región.

Cifuentes ha llamado a convertir al PP en un "auténtico partido de centro, sin marcas blancas ni sucedáneos", y ha criticado con dureza los casos de corrupción que a todos "avergüenzan" y que "serán perseguidos", ya que no se identifican "para nada con la conducta de miles de hombres y mujeres del partido que trabajan con honradez".

Entre los diez puntos del plan estratégico figura el propósito de "movilizar a todo el partido a la vez", para escuchar a los vecinos y tomar el pulso a la calle "de forma permanente y sin intermediarios", y ha llamado a "no dejar que otros se apropien de los ciudadanos".

Otro objetivo es iniciar "una campaña de afiliaciones para incorporar nuevos militantes, con nuevas ideas", para que el partido no sea "un círculo cerrado a la sociedad", y que a su vez "los afiliados no sean convidados de piedra sino auténticos motores" del acercamiento a los ciudadanos.

La presidenta pretende que las sedes del partido en toda la región sean "abiertas" y dejen de ser espacios reservados a militantes, y que se potencien las nuevas tecnologías que de modo que actúen como una "sede virtual" del partido.