Cifuentes defiende su proyecto frente a quienes quieren subir impuestos

Cifuentes cree que el PSOE "es igual a Podemos" porque se plegará para gobernar

Aguirre ve "intolerables" las agresiones homófobas y la violencia de género

madrid

| 04.05.2015 - 13:44 h
REDACCIÓN

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha advertido de que el PSOE "es igual a Podemos" porque "se va a plegar a todas las exigencias" del partido encabezado por Pablo Iglesias si con ello puede alcanzar el Gobierno, lo que a su juicio causaría una "terrible vuelta atrás".

Durante su intervención en Efe Fórum Elecciones, que cuenta con la colaboración de la Universidad Internacional de La Rioja (Unir) y Proeduca, la candidata popular ha equiparado a PSOE y Podemos porque, si estas fuerzas pactan tras las elecciones, el Gobierno resultante "va a ser la suma de Partido Socialista con Podemos".

En su opinión, por mucho que los dirigentes de la formación de Pablo Iglesias declaren que han pasado en seis meses "de ser chavistas a ser socialdemócratas", un gobierno con presencia de Podemos sería "verdaderamente terrible" y una "vuelta atrás" en muchísimos logros conseguidos en empleo, sanidad y educación.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid ha avisado a los madrileños de que si Podemos gobierna subirá los impuestos "de una manera brutal", no permitirá elegir colegio y enviará a Madrid "a la cola de España en destrucción de empleo" como consecuencia de una política que consiste en "gastar el dinero público sin parar".

Sobre los acuerdos postelectorales, Cifuentes se ha mostrado "partidaria" de llegar a consensos y "acuerdos de mínimos" especialmente en materia sanitaria y educativa.

Pero ha confesado que defiende gobernar en solitario "sobre todo" por el "temor" a verse obligada a "renunciar" a principios importantísimos del programa como la bajada de impuestos o la libertad de elección sanitaria o educativa.

La cabeza de cartel del PP ha defendido su proyecto "meditado" y "cuantificado" para Madrid, que incorpora dos principios que a su juicio son "obligación": eliminar las trabas burocráticas y establecer una política fiscal que sirva para crear empleo.Ha confesado que ni mira las encuestas porque no le aportan "nada", pero sí ha descartado que en los comicios autonómicos y municipales vaya a haber un "descalabro" del PP como, a su juicio, algunos quieren "augurar".

En su opinión, aunque es "más que probable" que al Gobierno le hayan "fallado" o "faltado" determinadas explicaciones sobre la salida de la crisis, los ciudadanos van a elegir a aquel partido o proyecto que "verdaderamente" ha conseguido "sacar" al país de esa situación.

Cifuentes ha asegurado que le da "absoluta vergüenza" haber compartido militancia con el presidente provincial y de la Diputación de Valencia Alfonso Rus, que a su juicio está tardando en presentar la baja del partido y renunciar a sus cargos.

También ha lamentado que "desgraciadamente" el PP de Madrid haya tenido casos que no son "manzanas podridas", sino "melones podridos", en referencia a su exsecretario general, Francisco Granados, hoy en prisión por el caso Púnica.

Por ello, ha defendido el decálogo de medidas que deberán seguir los miembros de su Gobierno, si accede a él, así como los diputados regionales, para luchar contra la "clarísima desafección" de los ciudadanos y elevar el "nivel de autoexigencia".

Además se ha comprometido a construir una carretera alternativa a la A-1 -la autovía de Burgos-, para descongestionar esta vía, que no seguiría el modelo de radiales de peaje, sino que sería gratuita, y que creará una "especie de Samur Social de atención a los menores que sufren malos tratos".

Cifuentes ha anunciado también la creación de un parque de vivienda de emergencia social para acoger de forma temporal a familias desahuciadas que no tengan otra alternativa, así como de un un abono joven único de transporte con un precio mensual de 20 euros.

EN TORREJÓN CON MONAGO

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido este lunes su proyecto, que garantiza el bienestar, los servicios públicos y el crecimiento, frente al de aquellos de paracaidistas o de partidos que quieren subir impuestos o acabar con las libertades.

"En estos momentos solamente el PP garantiza el bienestar, los servicios, el crecimiento económico y la creación de empleo", ha asegurado Cifuentes en Torrejón de Ardoz, donde ha recorrido el centro de la localidad acompañada por su alcalde, Pedro Rollán, y el presidente de Extremadura y candidato a la reelección, José Antonio Monago. Y es que en Torrejón viven cerca de 5.000 extremeños.

"Os pido el apoyo a todos vosotros. Es importantísimo. Lo necesitamos de verdad, por Torrejón, por Madrid, lo necesitamos por Extremadura y lo necesitamos, sobre todo, por España", ha dicho Cifuentes a los presentes en el encuentro que ha mantenido tras su visita.

Ante un centenar de personas, ha afirmado que no es una paracaidista a la que han nombrado "digitalmente" después de quitar a un candidato elegido por primarias, como ha sucedido en el PSM tras la salida de Tomás Gómez y la llegada de Angel Gabilondo. "Yo conozco Madrid, llevo muchísimos años trabajando por Madrid, con los madrileños", ha añadido para precisar que también conoce Torrejón hace muchos años.

Por su parte, Monago ha afirmado que tanto Pedro Rollán como Cristina Cifuentes son "dos referentes de la política en Madrid y en España". "Pedro, por los magníficos resultados electorales que ha cosechado, que quiere decir que su pueblo le quiere, y Cristina, que es una persona que estoy convencido de que será la futura presidenta de la Comunidad de Madrid", ha indicado.

"Tenemos muchas cosas en común", ha aseverado Monago comparando las políticas por las que apuesta Cifuentes con las suyas. "Podemos decir lo mismo para la Comunidad, Torrejón o Extremadura. No hay otra alternativa. O apoyamos a la sociedad civil o de una situación de dificultad como la que nos a tocado es difícil salir", ha considerado Monago, quien ha criticado que "ahora vendrán muchos vendedores de crecepelo", a pesar de que de las crisis no se sale sin esfuerzo.

AGUIRRE VE INTOLERABLES LAS AGRESIONES HOMÓFOBAS Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO

La candidata del PP a alcaldesa de Madrid, Esperanza Aguirre, ha tildado de "intolerables" las agresiones homófobas, que ha comparado a la violencia de género, y ha adelantado que, si gana las elecciones, no pretende celebrar matrimonios "ni gays ni heteros", tras reunirse con colectivos LGTB.

"Condeno estas agresiones de manera radical; soy una persona liberal y como tal considero que agredir a una persona por su orientación sexual, como agredir a una mujer por el hecho de serlo, me parece absolutamente intolerable, por eso estoy aquí", ha dicho tras escuchar hoy, en el barrio de Chueca, las peticiones de las asociaciones de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

Ante las quejas de empresarios gays de "acoso a sus locales", Aguirre les ha prometido "transparencia total" si gana las elecciones, para que "se sepa, si a un local se han hecho cinco inspecciones en dos semanas, esto salga en la página web" de su gobierno municipal. "Me propongo un Ayuntamiento transparente, no solo en el gasto sino también por las actuaciones, me propongo que se sepa por qué", ha asegurado.

"Ojalá no necesitaran los gays asociarse, promoverse y defenderse", ha dicho Aguirre sobre las agresiones homófobas, que en España y en Europa "son casos puntuales", frente a otros países donde "son la regla, donde se les condena por su orientación sexual", como ocurre en Irán, en países africanos y "también Cuba".

A su juicio, el barrio de Chueca es "un referente no solo en España y en Europa, sino en el mundo entero y lo será seguramente con la celebración que tendrá lugar en 2017", en referencia al evento internacional del Orgullo Gay que traerá a Madrid a miles de turistas.

Para Aguirre, Madrid tiene que ser "una ciudad abierta donde los homosexulaes y transexuales no se sientan discriminados", ha aseverado. Preguntada si piensa celebrar matrimonios gays cuando sea alcaldesa ha contestad: "no celebro matrimonios ni gays ni heteros; me propongo no celebrar ninguno pero, como toda regla, puede tener sus excepciones", ha concluido.