Cifuentes avanza que denunciará a Maestre si no se disculpa

Por decir que su labor en Delegación era "pegar a la gente"

Maestre insiste en que en la Delegación hacía "gala" de "mano dura"

madrid

| 19.04.2016 - 09:52 h
REDACCIÓN

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, enviará un burofax a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, instándole a que rectifique sus palabras diciendo que su labor como delegada era "pegar a la gente".

Cifuentes ha avanzado este martes que va a iniciar acciones legales contra Maestre si no se disculpa tras sus declaraciones en las que sostenía que su "actuación como delegada del Gobierno era pegar a gente".

Posteriormente, ha sido Maestre la que ha afeado a la popular la "judicialización" de la política y ha dicho que cuando Cifuentes era delegada del Gobierno las protestas se encararon "con una mano dura" de la que, a su juicio, la popular "ha hecho siempre gala".

Tras este cruce de declaraciones, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha afirmado que instará "mediante un burofax a Maestre a que rectifique inmediatamente" esas declaraciones.

"Señora Maestre, rectifique inmediatamente o si no, la justicia sabrá actuar para proteger mi honor y el de cualquier persona difamada por algún cargo público", ha espetado, para decir que si no da marcha atrás iniciará las acciones que "legalmente procedan", civiles o penales, en defensa de su honor.

Eso sí, ha avanzado que "bajo ningún concepto" usará los servicios de la Abogacía de la Comunidad, ya que se trata de su etapa como Delegada del Gobierno y por ello, usará su propio abogado y sus propios medios.

"Le digo que rectifique inmediatamente", ha remarcado la dirigente popular, quien ha destacado que no va a tolerar que ni Maestre ni nadie diga que su actuación era pegar a la gente porque en su vida ha pegado a nadie.

Cifuentes ha tildado de "absolutamente inaceptables, mentirosas y falaces" las declaraciones de Maestre, y ha criticado que, además, vengan de alguien que es portavoz municipal, por lo que ha considerado que es "una grave irresponsabilidad" por parte de la concejala.

"Es intolerable en lo que se refiere a mi y en lo que se refiere al Cuerpo Nacional de Policía", ha exclamado Cifuentes, que ha considerado una "falacia" que digan que ella era la "jefa de los que apaleaban", ya que en la época en la que ella fue Delegada del Gobierno en Madrid hubo 11.800 manifestaciones, la "inmensa mayoría, pacíficas" y la actuación de la Policía Nacional "no llegó al 0,5 por ciento".

"Apoyaba y sigo apoyando la actuación del Cuerpo Nacional de Policía", ha aseverado y ha recalcado que si de algo se siente "orgullosa" en su vida política es de su etapa como "jefa de la Policía y de la Guardia Civil" .

DIFERENCIAS ENTRE SU ESCRACHE Y EL DE BARBERO

También se ha referido a la comparativa entre el escrache del que ella fue víctima en verano de 2012 y el que vivió el concejal Javier Barbero al inicio de 2016. A este respecto, ha dicho que fue diferente por varias razones, que no son las mismas que ha esgrimido esta mañana la portavoz municipal.

"Fue muy diferente. Mientras Barbero era acosado y hostigado con 7 u 8 escoltas yo estaba sola. Mientras Barbero era acosado y hostigado en puerta del Ayuntamiento donde había una manifestación yo fui acosada, hostigada e insultada en la puerta de mi casa con mi hijo mirándolo desde el balcón", ha afeado Cifuentes, que ha continuado diciendo que mientras Barbero tenía coche oficial ella no. Lo que no difiere en ambos escraches, ha continuado, es que "cualquier escrache hay que condenarlo".

"Condeno rotundamente el escrache a Barbero y si lo tuviera Maestre también lo condenaría", ha aseverado la popular, que ha criticado que otros, por "sectarismo", condenando una cosa cuando les sucede a ellos y no cuando les ocurre a los demás.

MAESTRE INSISTE EN QUE LA DELEGACIÓN HACÍA GALA DE 'MANO DURA'

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha asegurado este martes que cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, era delegada del Gobierno las protestas se encararon "con una mano dura" de la que, a su juicio, la popular "ha hecho siempre gala".

"Cuando era delegada era una época en la que había muchas protestas y manifestaciones y en la calle había mucha indignación social y esas protestas en la ciudad de Madrid a menudo se han encarado desde la Delegación de Gobierno con una mano dura de la que Cifuentes ha hecho siempre gala", ha afirmado Maestre en una entrevista en Telemadrid preguntada por las palabras de Cifuentes, quien ha avanzado que iniciará acciones legales contra ella si no se disculpa tras sus declaraciones en las que sostenía que su "actuación como delegada del Gobierno era pegar a gente".

Maestre ha explicado que ese modo de actuar implicaba que la Policía "ha pegado a la gente durante un tiempo para tratar de contener las protestas" y ha señalado que "eso está claro como que hay cuatro condenas contra la Delegación de Gobierno como consecuencia de sus actuaciones en las protestas de Madrid".

En esta línea, preguntada por la decisión de Cifuentes de ir a los tribunales, ha considerado que "si quiere empezar con un intercambio de titulares grandilocuente o con esta cosa de judicializar la política es un poco innecesario".

ESCRACHES DIFERENTES

La portavoz municipal ha considerado que el escrache sufrido por Cifuentes en el verano de 2012 es diferente al que sufrió a inicios de año el concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, cuando le increpó un grupo de policías tras salir de la Casa de la Villa.

Maestre ha defendido que son diferentes, y ha visto tres diferencias fundamentales. La primera, el contexto de crisis que en 2012 era "distinto" y el clima de indignación social "era distinto" que el actual.

En segundo lugar, ha considerado que en ese momento "no existían cauces de diálogo con el gobierno del PP y la Delegación que presidía Cristina Cifuentes". No existía, ha aseverado, la posibilidad de dirigirse a ella, ni entablar una conversación con ella en la que se intercambiaran demandas, algo que, a su juicio, sí existe con Barbero.

En tercer lugar, ha opinado que "no es lo mismo una reivindicación política que una demanda sindical laboral", que, en su opinión, sigue unos "cauces distintos".

No obstante, Maestre "evidentemente no" ha justificado el escrache del que fue víctima Cifuentes. "*Quién va a justificar eso?", se ha preguntado y ha considerado que las imágenes "son muy desagradables" y lo lamenta "de corazón".