Cifuentes aprueba el proyecto de ley para suprimir el Consejo Consultivo

Supondrá un ahorro de 2,3 millones de euros

Su función será asumida por otros organismos independientes integrados en las estructura administrativa autonómica

El abono para jóvenes estará a primeros de octubre y el de parados a mitad de noviembre

madrid

| 01.09.2015 - Actualizado: 16:38 h
REDACCIÓN

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado el proyecto de ley para suprimir el Consejo Consultivo, un organismo autonómico de carácter asesor semejante al Consejo de Estado en el que se integran los expresidentes autonómicos si así lo desean.

Según ha indicado Cifuentes tras la reunión del Consejo de Gobierno, la eliminación no va a suponer "mermas" de los derechos de los madrileños ni en "imparcialidad" porque su función será asumida por otros organismos independientes integrados en las estructura administrativa autonómica, y supondrá un ahorro de 2,3 millones de euros.

El proyecto de ley se tramitará por la vía de lectura única en la Asamblea de Madrid, donde el PP deberá contar con el apoyo de otros grupos para sacar adelante la reforma legal.

En una comparecencia junto al consejero de Presidencia y portavoz, Ángel Garrido, Cifuentes ha explicado que las actuales funciones del Consultivo van a ser desarrolladas por los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid a través de la creación de una Comisión Asesora Jurídica.

Esta comisión tendrá una organización y funcionamiento que asegurará su independencia, ha argumentado Cifuentes, que ha añadido que las reclamaciones de acceso a la información se asignará al Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid.

En cuando al personal funcionario que hoy compone el Consultivo, los letrados serán adscritos a la Abogacía General; los que provengan de otras administraciones podrán regresar a las mismas, y el resto quedará adscrito provisionalmente a la Consejería de Presidencia.

Cifuentes ha indicado que la alternativa, que era derivar todos los asuntos al Consejo de Estado, no se ha realizado para no sobrecargar a este órgano estatal y evitar así la demora de la tramitación de las iniciativas legislativas.

La presidenta madrileña ha indicado que el proyecto de ley cuenta con los informes preceptivos y el dictamen favorable de la Abogacía General, por lo que ahora se remitirá a la Asamblea de Madrid para su tramitación parlamentaria por la vía de la lectura única. Se empleará este trámite -el más rápido- porque la "simplicidad" del texto, de un único articulo, y para agilizar los plazos y el tiempo de tramitación.

Cifuentes no ha descartado que el ahorro derivado de la supresión del Consultivo se incremente en el caso de que se pueda llegar a un acuerdo para dejar el alquiler de su actual sede, que termina en 2016. En gastos de personal, el Consultivo destina en la actualidad partidas a 44 personas que lo componen: once altos cargos con un gasto de unos 960.000 euros anuales; eventuales con un gasto de 140.000; y 28 funcionarios que perciben en conjunto 1,2 millones.

Sobre los consejeros del Consultivo, Cifuentes ha recordado que su fórmula de elección "no deriva en obligaciones de ninguna clase". El futuro de los expresidentes integrados en el Consultivo -Joaquín Leguina, Alberto Ruiz-Gallardón e Ignacio González- se tratará con el resto de los partidos para ver qué estatus o reconocimiento se les otorga.

Cifuentes ha explicado que se hará una comparativa del trato a los expresidentes de otras comunidades autónomas y otros países para aplicar "el sentido común" y tomar decisiones "que beneficien a los madrileños".

La presidenta autonómica ha enmarcado la supresión del Consultivo en los acuerdos de investidura alcanzados entre el PP y Ciudadanos y el objetivo de su equipo de reducir la administración. En ese sentido, ha apuntado que se ha alcanzado una reducción del 18 % de los altos cargos y que habrá supresiones adicionales en la próxima ley de medidas fiscales que acompañará a los presupuestos autonómicos del próximo año.

NUEVOS ABONOS TRANSPORTE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha comprometido este martes a que el abono transportes de 20 euros para jóvenes esté listo la primera semana de octubre y el de 10 euros para parados de larga duración la primera quincena del mes de diciembre.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha indicado que están trabajando en poner en marcha ambas promesas electorales pero que está teniendo "dificultades presupuestarias" porque las Cuentas Públicas para 2016 está cerrado ya.

"El compromiso de este gobierno es aplicar esta medida cuanto antes porque va a beneficiar a muchas familias madrileñas, con unos ingresos medios y va a suponer un considerable ahorro, especialmente en una familia con hijos. Estamos trabajando contrarreloj para que la medida se pueda aplicar lo antes posible. Existen dificultades técnicas para ver cómo se pueden devolver el dinero a las personas con un título anual, además de la adaptación de todos los sistemas informáticos", ha relatado.

No obstante, a pesar de todo, la titular del Gobierno regional se ha comprometido a que estén listos ambos abonos en las fechas antes previstas. "Es un compromiso electoral y una necesidad social", ha concluido.