Cifuentes anuncia un Pacto regional por la Cañada Real

El pacto 'histórico' con partidos y Ayuntamientos implicados pretende acabar con los "numerosos problemas" que hay en la zona

Se "garantiza el derecho de vivienda" a los censados antes de diciembre de 2011 al tiempo que se restaura el medio natural

Se desmantelará el sector 6, el área más conflictiva de la Cañada

Permite "una solución urbanística para el asentamiento" y un plan de choque para dignificar las condiciones de vida de los vecinos

madrid

| 14.03.2017 - 14:00 h

La Comunidad de Madrid ha anunciado hoy el Pacto Regional por la Cañada Real, consensuado entre todos los grupos de la Asamblea regional y los ayuntamientos de la zona, con la garantía del derecho a la vivienda a los habitantes del asentamiento que cumplan los requisitos pactados. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dicho que este Pacto "histórico", aprobado hoy por su Ejecutivo, pretende acabar con los "numerosos problemas" que hay en la zona.

Según Cifuentes, los dos principales objetivos del Pacto, alcanzado tras siete meses de trabajo, son "garantizar el derecho de vivienda" a los habitantes censados antes de diciembre de 2011 y también restaurar el medio natural de la zona.

Este asentamiento, que discurre en torno a la antigua vía pecuaria de la Cañada Real Galiana, entre la ciudad de Madrid y los municipios de Coslada y Rivas, sufre problemas urbanísticos y sociales desde hace más de medio siglo. En la zona viven alrededor de 7.300 personas en unas 2.500 viviendas, según el último censo.

Según la presidenta, en virtud de este Pacto de "obligado cumplimiento" para todas las administraciones públicas "con independencia de los cambios políticos que se produzcan", será desmantelado el sector 6, en el que se encuentra el área más conflictiva de la Cañada, y serán consolidadas las viviendas de la zona de Coslada.

El texto del llamado 'Pacto Regional por la Cañada Real Galiana' ha sido acordado con los grupos parlamentarios y los ayuntamientos de Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid.

El acuerdo permite iniciar "una solución urbanística para el asentamiento", la inmediata implantación de medidas sociales, sanitarias y educativas y la puesta en marcha de un plan de choque a corto plazo para dignificar las condiciones de vida de los vecinos de la Cañada.

El acuerdo presentado hoy tras su aprobación por el Consejo de Gobierno madrileño, será enviado a la Asamblea de Madrid para su debate y aprobación.

La presidenta ha destacado el "consenso" político e institucional necesario para consolidar el texto del Pacto, de modo que han estado de acuerdo los tres ayuntamientos afectados y se ha contado con aportaciones vecinales y de las entidades sociales presentes en la Cañada.

Como paso previo a su fima definitiva, el texto del acuerdo será remitido también a los ayuntamientos.

Según la Comunidad de Madrid, el Pacto se estructura en ocho apartados generales y siete anexos, todos ellos con la premisa fundamental de "garantizar el derecho a la vivienda a todos los habitantes de la Cañada que cumplan los requisitos previstos", entre ellos estar censados antes de diciembre de 2011.

Y para quienes no estuvieran en el censo en esa fecha "existe el compromiso de estudiar la posible celebración de un convenio marco que ofrezca una solución residencial".

LOS AYUNTAMIENTOS A LA ESPERA

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, ha considerado este martes que si se desmantela en dos años el sector 6 de la Cañada Real Galiana la calidad de vida va a "mejorar muchísimo". Así lo ha dicho en declaraciones a los medios en la Real Casa de Correos tras conocerse que la Comunidad y los ayuntamientos de Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid han alcanzado un Pacto Regional por la Cañada Real Galiana que desmantelará el sector 6 y consolidará las viviendas que se encuentran en Coslada (sector 1). En cuanto a la parte que afecta a Rivas ha destacado dos elementos "importantes". Uno que afecta al sector 6 y que según ha señalado la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, quieren que esté desmantelado "antes de que acabe la legislatura" y otro relativo a los sectores 4 y 5.

Del Cura ha indicado que en el sector 6 es "donde está el mercado de la droga, donde está realmente lo que afecta a la seguridad ciudadana" de Rivas, a los barrios de la zona oeste de Covivar y La Luna. "Si el sector 6 se desmantela la calidad de vida va a mejorar muchísimo en torno a la delincuencia y los vertederos ilegales, que son también donde campean a sus anchas en el sector 6", ha sostenido.

La segunda parte es el sector 4 y 5 donde, según ha señalado, hay un cambio de lindes con Madrid, de manera que será la M-50 la línea de separación entre los dos municipios. Eso les permitirá intervenir en un territorio que hasta ahora no era suyo, pero estaba justo pegado a sus casas, ha relatado Pedro del Cura. El primer edil ha avanzado que plantearán una estrategia con tiempo, debate y participación ciudadana. Y es que quieren que sea una zona de desarrollo donde los derechos se garanticen y no una "zona de exclusión, una tierra de nadie".

El alcalde ha destacado que se van a abordar temas de legalidad urbanística y de la situación de las personas y su condición social, de manera que el derecho a la vivienda estará "por delante del derecho a la propiedad". "Le ponemos punto y final a que el Sureste de la Comunidad sea el sitio donde esté el foco de exclusión, de contaminación, de residuos, de droga y empezamos a darle al Sureste de Madrid la calidad de vida que se merece", ha remarcado el regidor, quien ha lamentado que estas medidas se podrían haber puesto en marcha en 2011.

La primera teniente de alcalde de Coslada, Charo Arroyo, ha afirmado que no es "tan optimista" como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y ha mostrado sus "dudas" respecto a que el problema de la Cañada Real Galiana, en lo que se refiere a su municipio, pueda solucionarse en dos años, tal y como espera la presidenta autonómica. "No soy tan optimista como la presidenta. Ojalá todo se realizara tan rápido como han marcado desde la Comunidad. Deseo y espero y desde luego Coslada va a poner toda la carne en el asador para que cuando finalice este mandado el problema de Coslada sea solucionado pero tengo mis dudas", ha afirmado Arroyo.

"La población está integrada con la ciudad, en el ámbito social tienen todos los servicios, todos los niños están escolarizados. Nuestro problema es más urbanístico. Necesitamos llevar ese principio de legalidad a todas las viviendas en la zona", ha destacado Arroyo, quien ha indicado que hay "187 familias que llevan viviendo allí más de 4 décadas y quieren tener esa tranquilidad, quieren que sus viviendas por fin sean legalizadas para poder dormir tranquilos".

El Ayuntamiento de Madrid ha remarcado que el Pacto Regional por la Cañada Real Galiana es un "borrador" que tendrá que valorar y estudiar "en profundidad", ha señalado la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras. "Una vez que se apruebe pasará a los ayuntamientos que tendremos que valorar ese pacto y ver si nosotros también lo aprobamos o no", ha explicado Higueras. La delegada ha asegurado que el Consistorio madrileño "está dispuesto a colaborar en todo lo posible", pero ha insistido en que "tendrán que estudiarlo".

GABILONDO MUESTRA SU SATISFACCIÓN

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Angel Gabilondo, ha manifestado su satisfacción con el "documento final" de la Cañada Real, al tiempo que se ha comprometido a "trabajar para que se formalice". "Nos gusta que se trabaje así, nos gusta que se trabaje en torno a un pacto", ha agregado Gabilondo en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, el alusión al acuerdo alcanzado por todos los grupos de la Asamblea de Madrid con los ayuntamientos de Rivas, Coslada y Madrid.

"Nos importa sobre todo las más de 8.000 personas que están allí censadas en un situación de riesgos y dificultades", ha señalado el portavoz socialista, para agregar que "queda mucho por andar".