Cifuentes alerta de un punto de encuentro de "antisistemas muy radicales"

Se trata del centro social 'La Tabacalera', situado en la plaza de Embajadores de la capital

Dice que es un "lugar de encuentro y alojamiento para movimientos antisistemas muy radicales"

madrid

| 27.06.2012 - 16:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este miércoles que el centro social 'La Tabacalera', situado en la plaza de Embajadores de la capital, se ha convertido en "lugar de encuentro y alojamiento para movimientos antisistemas muy radicales que participan en el movimiento 15M y en la Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos".

Tras participar en la constitución de la Mesa Técnica para elaborar el Plan de Seguridad y Convivencia del barrio de Lavapiés, que ha tenido hoy lugar en la sede de la Delegación del Gobierno en Madrid, Cifuentes ha señalado que algunas asociaciones de este barrio, así como el Ayuntamiento y la Policía, le han transmitido que, además de albergar actividades culturales, 'La Tabacalera' se ha convertido en punto de reunión de estos grupos. "En este sentido las asociaciones de vecinos y comerciantes de Lavapiés lo perciben como parte del problema y comparto al cien por cien esa percepción", ha indicado la delegada del Gobierno en Madrid.

Así, ha recordado que este edificio, propiedad del Estado, fue cedido para realizar actividades sociales y culturales a asociaciones vecinales cuando gobernaban los socialistas. "Hay un convenio legal y vigente, que hay que estudiar, y lo único que se ha puesto sobre la mesa es que la situación de 'La Tabacalera' está influyendo de manera negativa en la situación del barrio", ha añadido.

BRIGADAS VECINALES

Por otro lado, Cifuentes ha afirmado hoy que otro de los objetivos de la Mesa Técnica de Lavapiés es delimitar claramente quienes son las personas que son los verdaderos vecinos del barrio "y quienes están atribuyéndose esa representatividad que no la tienen y que están propiciando que la Policía Municipal y Nacional no puedan desarrollar verdaderamente su trabajo preventivo, contra la delincuencia y a favor de la seguridad ciudadana".

La delegada confirmó a continuación que se refería a las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos. "Los propios vecinos nos han confirmado que no tienen la representatividad en el barrio, una representatividad que sí tienen la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), la asociación 'La Corrala' de Lavapiés o la asociación de vecinos, comerciantes y empresarios del distrito 12".

"Las autodenominadas brigadas vecinales son unos grupos que quieren entorpecer e impedir que la Policía Municipal y Nacional desarrollen su trabajo de una manera reprobable", ha reiterado.

Cifuentes ha precisado que las Brigadas mantuvieron una reunión hace pocas semanas con el subdelegado del Gobierno y por el Jefe de Seguridad de la Delegación y que ella no pudo participar en ese encuentro porque estaba trabajando en la manifestación de los mineros".

"En cualquier caso les recibimos, como se atiende a cualquier colectivo, pero no les reconocemos representatividad ninguna entre los vecinos de Lavapiés, que no la tienen", ha agregado.

Por último, la delegada del Gobierno en Madrid ha afirmado que le gustaría encontrar en este colectivo "algún tipo de colaboración" para buscar el legítimo interés que tienen vecinos y comerciantes para mejorar la seguridad ciudadana. "Estas Brigadas, en vez de luchar para que el barrio sea más seguro, lo que hacen es impedir que la Policía desarrolle su trabajo con normalidad", ha apostillado.