Cifuentes afirma que buscar al pederasta de Ciudad Lineal es la "prioridad"

El pederasta buscado conoce "bien" las técnicas de la Policía, según Cifuentes

madrid

| 24.06.2014 - 12:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El supuesto pederasta que secuestró recientemente en el distrito de Ciudad Lineal de Madrid a dos niñas y que pudo raptar a otra en 2013 conoce "bien" la forma en la que investiga la Policía y se está encargando de borrar su rastro, ha dicho la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

Cifuentes ha admitido que la investigación está siendo "muy complicada", precisamente por el conocimiento que el presunto pederasta tiene de los modos de investigar de la Policía, pero ha expresado su confianza en que los agentes puedan capturarlo y ponerlo a disposición de la Justicia.

Identificar y detener a este hombre es "la máxima prioridad" de la Policía, ha destacado Cifuentes en el parque de El Retiro durante el acto de celebración del patrón del cuerpo de la Policía Municipal de Madrid, San Juan Bautista.

"No hay ninguna otra cuestión que nos preocupe y que nos ocupe más que la captura de este delincuente", ha señalado la delegada, quien ha destacado la labor del grupo de agentes que se dedica a la búsqueda de este presunto pederasta a tiempo completo -24 horas al día- dentro de la operación Candy (golosina en inglés).

La delegada ha dicho que entiende "perfectamente como madre" la preocupación que ha despertado en el distrito madrileño de Ciudad Lineal la actuación de este presunto pederasta y, por ello, comprende las precauciones que algunos padres están teniendo con sus hijos.

Ha considerado, no obstante, que la población no debe de alarmarse porque Madrid es una ciudad segura y porque los secuestros son "un hecho aislado" en una zona que está siendo especialmente vigilada por la Policía. EFE