Ciempozuelos: Sólo se podía vender suelo a empresas "afines" a los imputados

Fidel San Román defiende la legalidad de sus pagos por suelo en Ciempozuelos

madrid

| 10.02.2014 - 17:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Uno de los testigos que han declarado este lunes en el juicio que se celebra por el caso Ciempozuelos, un empresario de la construcción que trabajaba en el municipio, ha afirmado que durante el mandato de los imputados Pedro Torrejón y Joaquín Tejeiro los vecinos sólo podían vender fincas a las empresas "afines" a los imputados.

Concretamente, según su versión, algunos vecinos con los que contactó para comprarles el suelo para construir le comentaron que no podían, ya que tenían que venderlos obligatoriamente a las sociedades Esprode o Urbanges, algunas de las empresas que supuestamente servían para canalizar las comisiones que los encausados cobraban a través de la inmobiliaria Bitango.

"Era frecuente que me llamaban diciendo que no podían vender las fincas, sino que tengo que venderla a la inmobiliaria del Ayuntamiento. Me decían que había venido el señor Francisco Marazuela (uno de los testaferros de Pedro Torrejón) y dijo que tenía que venderla a Bitango o Esprode, incluso aquellos que con los que ya tenía apalabrada la compra. Además, eran frecuente que los propietarios del terreno para poder vender tienen que acudir al Ayuntamiento", ha declarado.

Angel, el empresario inmobiliario que ha testificado este mediodía, ha asegurado que compró la mayoría de sus fincas entre 1999 y 2000, pero con la llegada de los imputados a la Alcaldía no pudo comprar muchas más. Considera que había "trato de favor" del Ayuntamiento con dichas empresas y que de hecho

"Les dije que estaban haciendo algo fuera de la legalidad y Tejeiro dijo que iban a luchar para morir como héroes. Me dijo 'no mueras como villano' y 'vamos a ir a por todas'. Entonces, me di cuanta vez que no tenía sentido continuar. No conseguí inscribir ninguna finca más", ha añadido.

Angel ha señalado que Tejeiro en los últimos años "había ganado en poderío y parecía un empresario alejado de la persona humilde que era antes" y que en todas las conversaciones con él "salía el tema de que tenían un acuerdo con Esprode en general".

De hecho, según ha continuado relatando, uno día que acudió al Ayuntamiento por la tarde para solicitar un certificado catastral se encontró con Pedro Torrejón y José Luis del Olmo, de la empresa Esprode y también imputado en esta causa, y con el secretario accidental del Ayuntamiento, Eduardo Soria. "Torrejón me dijo que qué hacía allí. Es misma noche me llamó Tejeiro y me preguntó lo mismo. Noté una reacción extraña y me dijo que estaba invadiendo su terreno. El terreno de las fincas era su terreno", ha indicado.

El empresario inmobiliario también se ha quejado que no podía acceder al catastro, conocer a quién pertenecían los terrenos ni inscribir fincas. "No podíamos conseguir ningún papel desde que llegaron al Ayuntamiento", ha agregado.

FIDEL SAN ROMAN DEFIENDE LA LEGALIDDA DE SUS PAGOS POR SUELOS

El constructor Fidel San Román, acusado de cohecho en el "caso Ciempozuelos", ha defendido hoy la legalidad de los pagos que hizo a los intermediarios y a los propietarios de terrenos en este municipio madrileño.

Entre los doce procesados en esta causa por delitos urbanísticos, se encuentran los exalcaldes socialistas de Ciempozuelos Joaquín Tejeiro (1991-1995) y Pedro Antonio Torrejón (2003-2006).

San Román, que se enfrenta a una multa de 19 millones de euros por un presunto delito continuado de cohecho, ha asegurado que no pagó "ni un céntimo de más" de los que constan en las facturas y las escrituras a los intermediarios y vendedores de terrenos en Ciempozuelos.

La Fiscalía Anticorrupción considera que San Román, a través de las firmas Sanedi y Edificaciones Tifan, hizo pagos ilegales a empresas de la trama que, según el Ministerio Público, los exregidores utilizaron para la percepción de comisiones por sus gestiones urbanísticas.

El fiscal sostiene que Sanedi y Edificaciones Tifan efectuaron pagos a Viajes Sanitur y Urbanges, sociedades controladas por Francisco Javier Marazuela, considerado uno de los testaferros de los exalcaldes.

San Román ha explicado que la empresa Bitango Promociones le ofreció la posibilidad de comprar suelo en Ciempozuelos y se decidió a invertir en este municipio cuando el Ayuntamiento había aprobado inicialmente el Plan General de Ordenación Urbana de la localidad en 2005.

Ha señalado que no conocía a Pedro Antonio Torrejón ni había tenido contacto con él, antes de precisar: "Lo he visto tres veces en mi vida", en el marco de este procedimiento.

Durante su declaración, ha reconocido que cerró operaciones de compra-venta de suelo en Ciempozuelos por un importe superior a 16 millones de euros, que supusieron unas comisiones por valor de 489.000 euros.

Fidel San Román se vio salpicado por la operación Malaya que destapó una trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Marbella.