Cibeles, Neptuno, Puerta Alcalá o Colón apagarán contra el cambio climático

CIbeles (Archivo)

madrid

| 27.03.2015 - 13:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las fuentes de Cibeles y de Neptuno, la Puerta de Alcalá, los monumentos a Colón, a Alfonso XII en el Retiro y a Felipe IV en la plaza de Oriente, así como el Palacio de Cibeles, la plaza de Oriente y la Casa Árabe apagarán mañana sus luces una hora para luchar contra el cambio climático.Según ha informado hoy el Gobierno municipal, estos monumentos, algunos de los más emblemáticos de la ciudad de Madrid, permanecerán a oscuras entre las 20.30 y las 21.30 horas.

El Ayuntamiento de la capital se suma así, un año más, a la Hora del Planeta, una iniciativa de WWF Fondo Mundial para la Naturaleza para concienciar a la sociedad contra el cambio climático.Por la misma causa se apagarán también todas las luces de la plaza de Cibeles y de la Plaza de Oriente y una de cada dos farolas -una sí y otra no- de la calle Bailén, en la zona de influencia del Palacio Real.

Con su adhesión a esta iniciativa, el Ayuntamiento de Madrid quiere mostrar su compromiso con la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero y la lucha contra el cambio climático, y hacer un llamamiento a los madrileños para que colaboren con este objetivo y se unan a la Hora del Planeta apagando la luz de sus casas durante 60 minutos.También la Asamblea de Madrid, con la unanimidad de todos sus grupos -PP, PSOE, IU y UPyD-, se sumará a esta Hora del Planeta y mañana, de 20.30 a 21.30 horas, apagará la iluminación de sus edificios, ha informado en una nota de prensa.

El pasado día 25, la Mesa de la Asamblea acordó sumarse a la presente edición de esta campaña global promovida por WWF para sensibilizar a la sociedad en relación al proceso de cambio climático que experimenta nuestro planeta y, en consecuencia, sobre la necesidad de avanzar hacia un uso más racional de la energía y hacia modelos de generación que reduzcan progresivamente las emisiones que contribuyen al calentamiento global.