Cibeles Fashion Week: Pieles, plumas y tejidos "neopreno" se cuelan en las colecciones de verano

madrid

| 20.09.2010 - 16:07 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un poco invernal se ha presentado hoy la cuarta jornada de Madrid Cibeles Fashion Week, con colecciones destinadas a la primavera-verano en la que tejidos nada frescos, como las pieles, las plumas y los tipo "neopreno", tendrán un papel primordial. El diseñador Andrés Sardá se lleva todos los flashes con una colección de lencería intima y de baño, en tejidos brillantes en negro y gris, que esta mañana ha sorprendido a los asistentes. Luego se han podido ver los diseños de Jesús del Pozo...

Andrés Sardá estrenó hoy la pasarela con una línea en la que el diseñador catalán y su hija Nuria no han dudado en recurrir a las pieles y los chubasqueros combinados con botas altas de agua. Inspirada en el mundo del fotógrafo australiano de origen alemán Helmut Newton, famoso por sus imágenes de seductoras amazonas en los ochenta, la colección de Sarda es rica en contraste de tonos y materiales, con el blanco y el negro como colores casi únicos.

Nuria Sardá explicó que en esta colección han querido jugar con el masculino y el femenino, introduciendo chaqués y esmoquin que se feminizan al convertirse en seductoras piezas según el momento.

Una vez más, las piedras de Swarovsky juegan un papel fundamental en biquinis, bañadores y lencería, así como las anillas estratégicamente situadas para regular el tamaño de las piezas, las lentejuelas y las prendas reversibles.

Entre las principales novedades, la firma apuesta por la supresión de los aros en sujetadores, manteniendo las copas, así como una línea más escotada del bajo de las piezas para estilizar la figura.

Al blanco y el negro, colores centrales de la colección, se unen el coral, turquesa y frambuesa, aunque en pequeñas dosis, mientras que la firma introduce una línea de estampados urbanos en una rica gama de grises, así como otra de rayas y topos en su versión vintage más sesentera.

Si durante el día los reyes de la colección son las gasas, las transparencias y los volúmenes etéreos, al caer la noche el toque de glamour lo aportan las plumas y los cristales, en una colección cuya línea principal cuya seña de identidad es el diálogo entre lo masculino y lo femenino.

JESÚS DEL POZO

A Sardá le siguió en la pasarela Jesús del Pozo, de cuya colección se aplaudió sobre todo sus creaciones de inspiración greco-romana, repletos de drapeados, así como sus sugerentes vestidos de noche, que se acortan hasta transformarse en bodys.

El madrileño deja el blanco roto para la mañana, con trajes chaqueta de faldas asimétricas que van adquiriendo pinceladas de naranja y cadmio y diferentes tonalidades de azules en piezas en las que destaca un colorido encordado, ya sea en el pecho o en la espalda.

Del Pozo no olvida en esta colección las características texturas rústicas de la casa, en lino y seda, que dan forma a vestidos en la gama de los tierra, de corte muy urbano y "sport".

Para la noche deja tonos más fuertes como el morado, con atractivas capas, mientras que en las horas centrales del día introduce las superposiciones de distintos tejidos dentro de una misma prenda.

MIGUEL PALACIO

Miguel Palacio, al igual que Sardá, también ha dejado en segundo lugar la comodidad de las prendas frescas para el verano, poniendo el acento en tejidos rígidos y acartonados, tipo neopreno, con la intención de crear una estructura compacta. Jugando al contraste, Palacio -a cuyo desfile asistió Simoneta Gómez Acebo-, combina este tipo de algodón negro grueso, que utiliza en vestidos y chaquetas de corte redondeado, con tejidos más fluidos como la seda, con la que da forma a vaporosos vestidos en los que introduce distintas tonalidades de naranja, rojos y bordados de flores.

Los piqués de algodón de gran relieve y los "pailletes" aportan luminosidad a los vestidos y faldas de la colección, salpicada de diminutos bordados, en la que se crean volúmenes inesperados con la ayuda de nudos y frunces.

No obstante, la principal nota de color Palacio la aporta con el calzado, unos altísimos "peep toes" de lengüeta subida en fuertes tonalidades.

En la sesión de tarde se podrán ver los desfiles de Duyos, Anaya Locking, Francis Montesinos y Ailanto, mientras que María Lafuente lo hará fuera del recinto ferial en el que se celebra el certamen.