Chinchón acoge la representación viviente de la Pasión de Cristo

madrid

| 30.03.2013 - 13:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La localidad madrileña de Chinchón acogerá este sábado la representación viviente de la Pasión y Muerte de Cristo, el vía crucis viviente más antiguo de la región, declarado de Interés Turístico Nacional, y que este 2013 cumple 50 años.

La Pasión de Cristo de Chinchón congrega cada año a más de 20.000 personas y participan en ella más de 200 vecinos, según las estimaciones que ha realizado el Consistorio en un comunicado.

Durante esta semana, y especialmente el sábado al anochecer, el municipio se convierte en Jerusalén al transmitir todo el sentimiento que envuelve los últimos momentos de Jesucristo antes de su muerte.

"Espectacular y único" es como los miles de visitantes que cada año abarrotan el municipio por Semana Santa denominan este via crucis, que lleva realizándose desde 1963 y que fue declarado de Interés Turístico Nacional en 1980, por su majestuosidad y el fervor con el que lo viven sus habitantes.

LA REPRESENTACION COMIENZA AL ANOCHECER Y A LA LUZ DE LAS ANTORCHAS

El sábado al anochecer y a la luz de las antorchas, la Pasión comienza con la Ultima Cena, representada en el balcón del Ayuntamiento, situado en la Plaza Mayor.

Seguidamente, el vía crucis se desplaza hasta la Plaza de San Roque, donde se encuentra la ermita de dicho santo y dónde se lleva a cabo 'La Oración y Prendimiento en el Monte de los Olivos'.

Desde aquí los actores se encaminan hacia el 'Balcón de Pilatos', situado en una de las calles que conectan con la plaza, y de dónde sale la comitiva que traslada a Jesucristo ya cargado con la cruz hacia el Calvario. Durante este recorrido se producen tres momentos significativos de camino a su crucifixión: sus tres caídas.

La primera, dónde es ayudado por Simón de Cirene que le ayuda a llevar la pesada cruz, La segunda, apareciendo en la grandiosa Plaza Mayor del municipio, accediendo por la entrada conocida como la Columna de los Franceses. En esta escena, Verónica, sorteando a los soldados, corre a su lado para limpiarle el rostro.

La tercera se produce ante los ojos de su madre La Virgen María. Su mirada es larga, sin palabras. La comitiva continúa su camino hacia El Calvario, dónde en el inimitable escenario que ofrece la Plaza Mayor de Chinchón, Jesús es crucificado.

El actor que caracteriza a Jesús es izado como Cristo crucificado mediante poleas desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. La visión de esta escena, desde prácticamente todos los puntos de la ciudad, es según los visitantes "maravillosa" e "impactante".

Posteriormente, llega la Resurrección y el actor que caracteriza a Jesucristo asciende al cielo entre palomas, sonido de campanas y un efecto de luz colosal.

EL MEJOR SITIO, LA PLAZA MAYOR

El Ayuntamiento recomienda a los visitantes que acudan por primera vez a contemplar este acto artístico-religioso que se sitúen en la Plaza Mayor, porque desde ahí se pueden observar cinco de las ocho escenas que componen esta representación.

Es conveniente acudir unas horas antes del comienzo de la representación para disponer de un buen lugar. Si no se puede asistir, la Oficina de Turismo de Chinchón pone a disposición de todos los interesados la Ruta de la Pasión.

Los técnicos de la Oficina informarán a los visitantes que hayan solicitado el servicio con material divulgativo del recorrido y de la ubicación de las diversas escenas.

Para cualquier otra información, el teléfono de contacto de la Oficina de Turismo de Chinchón es el 918935323 y la web www.pasiondechinchon.com.