Cerezo y Angel Torres en la Comisión de Investigación de la Asamblea de Madrid

Cerezo dice que el contrato para retransmitir fútbol en Telemadrid era una idea "genial" y el precio "de mercado"

Angel Torres, presidente del Getafe, dice que el contrato con Telemadrid fue "una ruina" para su club

Blesa acude a la comisión sobre corrupción pero se acoge a su derecho a no declarar

Moral Santín dice que la compra de derechos no fue beneficiosa "para nadie"

madrid

| 17.02.2017 - 15:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ha dicho hoy que el contrato que firmó en 2007 con Telemadrid para vender sus derechos audiovisuales no fue una "tabla de salvación" para el club y ha asegurado que no se reunió con ningún miembro del Gobierno regional para cerrar la operación. Así lo ha señalado en su comparecencia en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid, en la que ha sostenido que la compra de los derechos audiovisuales del Atlético de Madrid y el Getafe en las temporadas 2009-2013 por 300 millones de euros se hizo al "precio de mercado".

Para ejecutar esta compra, se creó en 2007 la sociedad MDA (Madrid Deporte Audiovisual), participada por Telemadrid en un 49 % junto con Caja Madrid (47,5 %), el Atlético de Madrid (2,5 %) y el Getafe (1 %).

Cerezo ha dicho que este contrato no fue una tabla de salvación" para el club, que "no siempre ha gozado de una situación económica maravillosa", y ha negado de forma rotunda hasta en cuatro ocasiones que algún miembro del Gobierno regional se reuniera con él para hablar de esta operación.

"De derechos de televisión y fútbol ni con (Esperanza) Aguirre ni con (Ignacio) González he hablado, entre otras cosas por la rivalidad deportiva. No sabes lo que es oír a estas dos personas hablar del Real Madrid", le ha dicho en tono de broma al portavoz de Ciudadanos en la comisión, César Zafra, cuando le ha preguntado directamente por los dos expresidentes madrileños.

Según ha explicado Cerezo, la propuesta de crear MDA partió de Telemadrid y cree que la intención de involucrar a los clubes en esta sociedad era tenerlos "un poco cogidos para continuar con esta relación".

Además, ha sostenido que el Atlético no buscó a Telemadrid para cerrar esta compraventa, sino que fue la televisión pública madrileña la que los "eligió" a ellos para "poder controlar" una parte de la Liga española. Finalmente el Real Madrid no formó parte de esta operación, algo que Cerezo ha lamentado porque cree que hubiera sido "importante" y hubiera cambiado "completamente" el rumbo de la televisión en el fútbol. A pesar de ello, asegura que tanto el Atlético como el Getafe estuvieron "encantados" de continuar, pero no ha aclarado si la operación supuso un beneficio o una pérdida para el club que preside, aunque ha sostenido que podrían haber ganado "mucho más dinero".

Por otro lado, ha comentado que si no hubieran cerrado la compraventa con Telemadrid lo hubieran hecho con el socio fundador de Mediapro, Jaume Roures, u otras compañías que afirma que les llamaron para hacerles ofertas económicas "en firme".

"La diferencia de precio de lo que nosotros cobrábamos con lo que pagaban tampoco era tan grande", ha añadido. Sin embargo, ha señalado que optaron por Telemadrid porque en aquella época los equipos de fútbol estaban vinculados a las televisiones autonómicas de su Comunidad.

En su comparecencia, ha tenido un rifirrafe con el diputado de Podemos Miguel Ongil, que le ha recordado el caso del ático de Estepona en el que está siendo investigado y otros dos procesos judiciales en los que acabó absuelto.

"Qué cortito que anda usted", le ha llegado a decir al parlamentario.

En declaraciones a los medios, Cerezo ha comentado que todas las operaciones tienen un riesgo pero cree que en este caso era "mínimo" al contar con los derechos de dos equipos de fútbol que "eran fácilmente vendibles", y ha negado que hubiera corrupción.

TORRES: EL CONTRATO CON TELEMADRID FUE UNA RUINA PARA EL GETAFE

Por su parte, el presidente del Getafe Club de Fútbol, Ángel Torres, ha dicho hoy que el contrato que firmó en 2007 con Telemadrid para venderle sus derechos audiovisuales fue "una ruina" para su club y "probablemente" también para el ente público y para Caja Madrid y ha reprochado a la televisión el "mal trato" recibido.Así lo ha señalado en su comparecencia en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid, que ha analizado la compra de los derechos audiovisuales del Atlético de Madrid y el Getafe en las temporadas 2009-2013 por 300 millones de euros.

"Para mí, fue una ruina el contrato con Telemadrid", ha manifestado Torres, que ha añadido que "probablemente" también lo fue para el ente público y para Caja Madrid.

Para el presidente del Getafe, MDA se creó para "contrarrestar" al socio fundador de Mediapro, Jaume Roures, y fue "un gran negocio" que acabó siendo un "desastre".

Considera que el Getafe fue el "mas perjudicado" del proyecto y ha reprochado a Telemadrid el "mal trato" que recibió su club."No pintábamos mucho", ha lamentado, ya que asegura que el Getafe "pagaba y no televisaban" ni siquiera los partidos amistosos.

En un principio, el acuerdo contemplaba unos ingresos para el Getafe de 72 millones por cinco años de contrato y, según Torres, se redujo la pretensión a 67 millones a cinco años.

Finalmente, el periodo de tiempo que cubría la operación de MDA se redujo por una resolución de la Comisión Nacional de Competencia de 2010 que estableció un límite de tres temporadas en los contratos de cesión de derechos audiovisuales de los equipos de fútbol.

MORAL SANTÍN: LA COMPRA DE DERECHOS NO FUE BENEFICIOSA PARA NADIE

José Antonio Moral Santín, ex miembro de los consejos de administración de Caja Madrid y de Telemadrid, ha dicho hoy que la operación de compra de los derechos audiovisuales de los partidos de fútbol no fue beneficiosa "para nadie", en concreto, para Telemadrid por no tener el fútbol. Moral Santín ha indicado que el "montaje" de la operación parte de Telemadrid para "evitar que cayera más la audiencia", por lo que era "una medida asociada al mantenimiento" del ente público.

El modo de articular el instrumento societario lo realizó Caja Madrid, porque, según Moral Santín, tenía que asegurarse "unos resultados de la operación", con la que obtuvo tres millones de euros.

La creación de la sociedad MDA, la encargada de gestionar los derechos audiovisuales de los partidos, la planteó Caja Madrid, y se hizo con una inversión inicial conjunta de Telemadrid y la entidad de 36 millones de euros. Ha explicado que la participación de Telemadrid del 49% se debió a que "superar el 50%, implicaba que los déficit de los primeros años consolidaran la deuda de la Comunidad de Madrid", y que la repartición de las acciones se hizo en base a "criterios empresariales".

BLESA ACUDE A LA COMISIÓN PERO SE ACOGE A SU DERECHO DE NO DECLARAR

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa se ha acogido a su derecho a no declarar en la comisión sobre corrupción política de la Asamblea de Madrid, donde se trata la compra de los derechos del fútbol en 2017 por parte de Telemadrid, por "recomendación legal" y ha recalcado que se trata de un derecho constitucional que no supone "faltar al respeto" a la cámara regional. Así lo ha dicho durante su comparecencia al ser citado en relación al contrato firmado por Madrid Deporte Audiovisual (MDA), sociedad creada por Telemadrid y Caja Madrid para adquirir los derechos de transmisión del Atlético de Madrid y el Getafe para las temporadas 2009-2013 por 300 millones de euros.

Blesa ha leído una declaración al inicio en la comisión para explicar que acude a la comisión porque fue citado de acuerdo de la mesa de la comisión parlamentaria y ha señalado que, con el "mayor respeto" a este órgano parlamentario, se acoge a su derecho legal de no declarar, algo que "no significa faltar el respeto" a la Asamblea y entiende que los diputados "entenderán".

El expresidente de Caja Madrid ha recalcado que, en la actualidad están en curso diversos procedimientos penales en los que está inmerso y por ello se acoge a su derecho de rango constitucional de no declarar y que el acogimiento a ese derecho es "perfectamente legítimo" y no conlleva "perjudicar" la actividad de la comisión.