Cerca de 300.000 madrileños mayores de 65 años acuden a los centros municipales

La alcaldesa visita el centro de Pío Baroja, uno de los 89 de la red municipal

Ana Botella reitera el compromiso del Ayuntamiento con los madrileños de más edad

madrid

| 13.01.2014 - 15:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los centros de mayores del Ayuntamiento madrileño acogen a 300.000 madrileños de mas de 65 años que están apuntados a este tipo de centros en la ciudad. La red municipal siguen creciendo y ya son 89 los centros que la integran. El 50 por ciento de la población madrileña con más de 65 años acude a estos centros.

Con estas cifras en la mano, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha saludado a los socios del Centro Pío Baroja, en el distrito de Retiro, en el que recientemente se han llevado a cabo obras y arreglos para acondicionarse a sus cometidos.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho en una visita a un centro municipal de mayores que su Gobierno está "volcado" en hacer de la capital "la ciudad de todos" y por eso apuesta por las políticas sociales. Ana Botella ha aprovechado su visita al Centro de Mayores Pío Baroja, en el distrito de Retiro, para renovar su "compromiso de seguir trabajando por la mejora de los servicios sociales".

Además, ha afirmado que "los mayores son fundamentales". "Lo habéis sido siempre en la historia de España y lo sois ahora en tiempos de crisis cuando estáis haciendo un esfuerzo impagable" por paliar las consecuencias en el ámbito familiar, ha subrayado.

Tras recorrer el centro, la alcaldesa ha tomado la palabra ante un grupo de mayores para destacar que los 89 centros de mayores del Ayuntamiento tienen más de 300.000 socios, lo que significa que casi el 50 por ciento de la población madrileña con más de 65 años -unas 600.000 personas- acude a estos centros.

Ha recordado además que hacerse socio de los centros de mayores es fácil: basta con ser titular de la tarjeta madridmayor.es, que se concede a cualquier madrileño que haya cumplido los 65 años, los pensionistas mayores de 60 y los cónyuges o parejas de hecho de aquellos.

La tarjeta se obtiene desde el pasado mes de diciembre en las Oficinas de Atención al Ciudadano de Línea Madrid y los mayores no tienen que aportar ninguna documentación para conseguirla, ni siquiera una foto, que se hace en la propia oficina, y la reciben en el acto.

A esta visita han acudido la delegada de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, Dolores Navarro, y la concejala presidenta de la Junta Municipal de Retiro, Ana Román.

También se ha referido Botella a la elaboración de la Carta de Servicios de los Centros Municipales de Mayores, aprobada por el Pleno del 13 de marzo de 2013. Se trata de un elemento fundamental para proseguir la política de modernización y mejora de calidad de las prestaciones del Ayuntamiento, a la par que es un reflejo del compromiso de éste en materia de servicios sociales.

Entre los compromisos municipales, se encuentra la extensión de la información sobre los centros a todos los mayores de la ciudad, la mejora de la accesibilidad y la señalización de los centros, la satisfacción de los usuarios, el fomento de la participación de los socios a través de las Juntas directivas, etc. Periódicamente se realizarán encuestas entre los mayores para conocer su opinión sobre el funcionamiento de los centros.

"En el Ayuntamiento estamos volcados en hacer de Madrid la ciudad de todos y por eso apostamos por las políticas sociales. Contamos con los mayores, porque son un valor insustituible e imprescindible. Su esfuerzo y su apoyo en estos momentos difíciles les han convertido como nunca antes en la red de seguridad económica de miles de familias", ha dicho la alcaldesa, para concluir.