Caso Púnica: Un imputado admite que entregó sobres de parte de Victoria

Salvador Victoria (Archivo)

madrid

| 13.09.2015 - 11:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un imputado en el caso Púnica admitió ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que entregó sobres con dinero que supuestamente tenían como origen al exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid Salvador Victoria porque encargaban muchos trabajos a su empresa y estaba agradecido porque habían colocado a su hijo. "Yo soy un desgraciado. Pequé de idiota", afirma.

El empresario Víctor Torres señaló en su declaración como imputado, a la que ha tenido acceso Europa Press, que participó en dos entregas de sobres con dinero en el Hotel de Las Letras de Madrid que tuvieron como destinararios al presunto 'conseguidor' de la red, Alejandro de Pedro, que hacía trabajos de posicionamiento 'on line' para el expresidente de la Comunidad Ignacio González y otros miembros de su Gobierno; y a su socio, el exalcalde de Cartagena (Murcia) José Antonio Alonso Conesa (PSOE).

Torres trabajaba en una compañía subcontratada por el empresario Sergio Ortega que se encargaba de la celebración de eventos de la Comunidad de Madrid, entre los que menciona uno protagonizado por la presentadora Anne Igartiburu y varios a los que acudió la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. Por eso, aceptó el encargo de Ortega para que entregara los sobres a De Pedro. "En teoría era lo que le daban a Alejandro de la Comunidad de Madrid por lo que le debían -dice-. (Sergio) me dijo que era dinero que le debían a Alejandro".

El empresario, que siempre cobraba de Ortega y nunca giró ninguna factura a la Administración regional, admite que nunca sospechó que las entregas pudieran constituir "una ilegalidad". "Tengo relación con él desde hace mucho tiempo, ha conseguido que mi hijo hasta trabaje de arquitecto, tengo mucho trabajo con él, me encarga muchas cosas. Sergio, en ese momento me pedía que le llevase a caulquier sitio y yo le llevaba. Ya me pide algo y no se lo vuelvo a hacer nunca más", señala.

"UN CERO A LA IZQUIERDA"

El compareciente también explica que su relación con De Pedro surgió porque Ortega se lo recomendó para mejorar el posicionamiento en internet de su empresa, que él mismo reconoce que es "un cero a la izquierda". "Yo sé de informática pero no de internet, no tengo ni Facebook -admite ante el juez Eloy Velasco-. En redes sociales estoy totalmente perdido". Sin embargo, nunca le contrató porque le pidió "unos precios disparatados" por sus servicios, de entre 4.000 y 5.000 euros al mes.

En un momento del interrogatorio el juez Velasco pregunta a Torres si "nunca abrió los sobres". "No se me ocurre. Intuía que era dinero porque tocas el sobre y dices: 'aquí no hay papeles de periódico'. Yo supongo que es de Sergio y que serían comisiones pero es una suposición", apunta. "¿Por qué dos intermediarios. Qué compra la Comunidad que no puede pagarlo de los Presupuestos?", pregunta el magistrado. "Si lo piensas fríamente, no parece un dinero lícito", admite Torres.

OTRAS TRES ENTREGAS

Victoria declarará el próximo 25 de septiembre ante el juez, a petición propia, como imputado en el procedimiento, en el que se le atribuyen indiciariamente los delitos de prevaricación, cohecho, fraude y malversación de caudales públicos que habría cometido por el "trato de favor" que supuestamente habría dispensado a De Pedro.

Además de estas dos entregas, el juez Velasco sospecha que la multinacional Indra realizó otros tres supuestos pagos en negro por valor de 120.000 euros. De Pedro relató que una de esas retribuciones se efectuó en un vehículo de alta gama, "un Audi, Mercedes o BMW", en el parque empresarial de La Moraleja. Le dieron un sobre con 10.000 euros y le dijeron que "se bajara del coche".

El pago se hizo a instancias del exconsejero delegado de la Agencia Informática de la Comunidad de Madrid (ICM) José Martínez Nicolás, dependiente del departamento de Victoria. "Pepe me dijo que fuera a un sitio, que me estaba esperando una persona de Indra y asistí. Cuál fue mi sorpresa que cuando asistí, tenía un sobre debajo del asiento. Me dijeron: 'Coge el sobre y abre la puerta'. Había 10.000 euros", señaló De Pedro ante el juez.