Carrillo y Andradas se disputan el rectorado de la Complutense este miércoles

Desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde se podrá votar en segunda vuelta en 80 mesas

En la primera vuelta, Andradas ganó entre docentes investigadores a tiempo completo y estudiantes

Carrillo fue el más votado entre los profesores e investigadores a tiempo parcial y por el PAS

Carlos Andradas y José Carrillo

madrid

| 12.05.2015 - 18:33 h
REDACCIÓN

Los catedráticos José Carrillo y Carlos Andradas se disputan este miércoles el rectorado de la Complutense, la mayor universidad presencial de España, en la segunda vuelta de las elecciones a las que están llamados 86.588 votantes, entre docentes, estudiantes y personal de administración y servicios.

Ambos matemáticos fueron los candidatos más votados -de un total de cinco- en la primera vuelta, celebrada el pasado 5 de mayo, en la que Andradas obtuvo casi el 38% de los votos, frente al 27,4% del actual rector José Carrillo.

Desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde se podrá votar en 80 mesas distribuidas en distintas facultades de los campus de Moncloa y de Somosaguas, así como en los centros adscritos a la UCM.

DOS CANDIDATOS PROGRESISTAS

Los dos candidatos, de perfil progresista, se enfrentaron ayer en un único debate electoral en el que coincidieron en las cuestiones de fondo, como bajar las tasas de matrícula y recuperar los niveles de financiación autonómica de 2010, pese a algunos reproches mutuos.

En el debate, Carrillo pidió que "el nuevo rector y el presidente o presidenta de la Comunidad de Madrid que salga de las urnas el 24 de mayo se sienten para negociar la bajada de los precios públicos".

El precio de las matrículas, que ha subido un 60%, estuvo muy presente en el debate y Andradas prometió "un fondo de un millón de euros para que ningún alumno abandone la universidad por motivos económicos".

Con matices, se dieron la razón mutuamente en varios puntos de trascendencia para la UCM, al tiempo que mantuvieron un cordial rifirrafe acerca de porqué algunas propuestas no se pusieron en práctica en el actual mandato.

Mientras Andradas reprochaba a Carrillo sus incumplimientos, este le replicó que cuando llegó al rectorado había "un agujero de 150 millones" en las cuentas de la UCM, que atribuyó al anterior equipo de Carlos Berzosa, del que Andradas formaba parte como estrecho colaborador.

A ello había que sumar un "agujero" de 130 millones en el plan de inversiones por impagos de la Comunidad de Madrid y un recorte de la financiación autonómica -transferencia nominativa- por un total de 200 millones, dijo Carrillo.

Para Andradas, las estrecheces no impedían poner en marcha procesos de promoción interna sin coste adicional, y abogó por mejorar la oferta y calidad de las titulaciones -hay 78 grados y 159 máster- duplicando los títulos propios de posgrado para aumentar los ingresos, mediante una política de internacionalización de la UCM.

Ambos buscarán duplicar los ingresos por investigación, y se comprometieron a no aplicar la reforma de grados 3+2, además de no externalizar servicios.

VOTO PONDERADO

En la ponderación de los votos, tiene mayor peso el personal docente e investigador (PDI) con vinculación permanente, cuyo voto vale el 51%, seguido de los estudiantes (25%), el personal de administración y servicios (PAS) con el 12%, y demás colectivos.

En la primera vuelta, Andradas fue el favorito para el colectivo de profesores docentes (818 votos de 2.164 participantes) y para los docentes e investigadores a tiempo completo (261 de 722).

Entre los estudiantes votaron 9.375 de un censo de 77.187 y también en este caso ganó Andradas con 3.197 votos, seguido de Carrillo, con 1.819.

Sin embargo, Carrillo fue el más votado entre los profesores e investigadores a tiempo parcial y por el PAS, entre los cuales el actual rector casi dobló los votos obtenidos por Andradas.

Carrillo y Andradas ya se enfrentaron en las elecciones de 2011, pero solo el primero pasó a la segunda vuelta, que ganó frente al candidato conservador José Iturmendi.