Madrid despide sus fiestas más castizas con una ofrenda floral y la procesión

Los bomberos llevan a cabo la tradicional bajada del cuadro de su patrona

Osoro hace un llamamiento a los fieles para que sean "instrumentos de misericordia"

madrid

| 15.08.2016 - 09:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Madrid ha celebrado una de sus fiestas más castizas, las de su patrona 'oficiosa', la Virgen de la Paloma, y en honor a ella y como ya es tradición, a lo largo del día ha tenido lugar la ofrenda floral, la misa solemne, el descenso del cuadro y la procesión por las calles del centro de la capital.

Los actos en honor a La Paloma han comenzado a las doce de la mañana con la ofrenda floral a la Virgen, que ha tenido lugar en la fachada del colegio La Salle-La Paloma, situado en la calle de la Paloma.

Han sido varias las autoridades políticas, así como asociaciones de castizos y bomberos del Ayuntamiento de Madrid -la Virgen de la Paloma es patrona de este Cuerpo-, las que han querido acercar a depositar ramos de flores junto al lienzo.

Algunas, como la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha pedido a la Virgen trabajo para todos los madrileños; y otros como la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena (que después de las críticas por no haber asistido el verano pasado no ha faltado a la cita este año) le ha rogado porque el mundo "esté cada vez más regido por un principio de humanidad", tal y como han indicado a los medios.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha revelado que una de sus peticiones por la festividad de la Virgen de La Paloma ha sido que este mandato municipal sea el de "la vuelta a casa" de muchos jóvenes que han tenido que salir ante la falta de trabajo.

También han tenido palabras sobre la actual situación política de bloqueo, como, por ejemplo, el concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona, que ha afirmado que esta coyuntura depende de los políticos y no de la Virgen de la Paloma.

Después de la ofrenda floral ha tenido lugar la misa solemne oficiada por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, junto al tradicional descenso del cuadro de la Virgen de la Paloma, realizado por miembros del piquete de gala del Cuerpo de Bomberos que pertenecen a la Hermandad de la Virgen de La Paloma.

Sobre las ocho de la tarde comenzará la célebre procesión por las calles Isabel Tintero, Gran Vía de San Francisco, Puerta de Toledo, Toledo, Plaza de la Cebada, Carrera de San Francisco, Plaza Puerta de Moros, Carrera de San Francisco, Plaza de San Francisco, Calatrava y Paloma, para retornar a la Iglesia de la Virgen de la Paloma.

Una vez de regreso en la Iglesia, ante la presencia de la alcaldesa, el resto de autoridades y miembros de la corporación, los bomberos procederán a colocar de nuevo el cuadro de la Virgen en la sacristía Mayor.

Ya por la noche, a las 22:00 horas, será la entrega de las distinciones "Palomas de Bomberos de Madrid", otorgadas por la Hermandad del Cuerpo de Bomberos de la Santísima Virgen de La Paloma.

En esta edición los premiados son el bombero del Ayuntamiento de Madrid fallecido en el gran incendio de la ciudad de Santander en 1941, Julián Sánchez García, el actor y director de cine Daniel García y la Organización Nacional de Trasplantes.

Los populares festejos dedicados a la Virgen de la Paloma acogen verbenas, bailes, puestos de bocadillos de chorizo, mazorcas, "entresijos" y "gallinejas" desde hace siglos.

Cuenta la leyenda que en el siglo XVIII tuvo lugar un incendio en la Plaza Mayor que no podía sofocarse y los madrileños trajeron a todas las vírgenes, pero que hasta que no acudieron con el cuadro de La Paloma, el incendio no se apagó.

Cada año un bombero es elegido para bajar el cuadro y esto es considerado un gran honor.