Carmena se reúne con los presidentes del Santander y BBVA para tratar los desahucios

El Ayuntamiento prepara ya un acuerdo con Bankia con el fin de disponer de viviendas vacías para alquiler social

Estudia resolver judicialmente o por acuerdos la venta de vivienda protegida a fondos buitre

Defiende a todo su equipo como "compañeros perfectos" ante la "enorme aventura" de hacer política

Cifuentes: "Cuando veo a Carmena viajando en Metro con un fotógrafo, muy espontáneo no es"

madrid

| 19.06.2015 - Actualizado: 21:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se reunió con los presidentes del BBVA y Banco Santander, Francisco González y Ana Patricia Botín, respectivamente, para tratar la situación de los desahucios, en la misma línea que ya lo hizo antes de su investidura con el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

Así lo ha adelantado en una entrevista en la Cadena Ser, donde ha reconocido que espera "ir convenciendo" a los responsables de las entidades bancarias que se trata de "una responsabilidad contraída con la ciudadanía" el que ayuden al Ayuntamiento de Madrid a "solucionar el problema de la vivienda".

"Ellos (los bancos) han recibido muchísimo y también de nosotros", ha señalado Carmena, que entiende que, por ello, los bancos tienen que devolver algo "esencial", que es ayudar a los ayuntamientos a buscar una alternativa habitacional a las personas afectadas por los desahucios.

En este sentido, ha explicado que con Bankia están "empezando a preparar un acuerdo" para que el banco pueda ceder viviendas vacías y el Ayuntamiento de Madrid las pueda poner en alquiler social. Es un "esbozo", y tienen que concretarlo, ha explicado Carmena, que todavía desconoce qué viviendas son y cuáles son las condiciones de las mismas.

Carmena ha indicado que el Ayuntamiento de Madrid está "especialmente preocupado" con "conseguir acabar con los desalojos y los lanzamientos" y "esa imagen terrible de dejar personas en la calle". De ahí, la importancia de tener un "contacto muy estrecho" con los bancos. También creen en el Consistorio que la vivienda es un "derecho social" y por eso, se le ha pasado del Area de Urbanismo al área de Derechos Sociales.

Sobre su relación con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Carmena ha indicado que, precisamente, están trabajando para que no tengan que ser ellos los que frenen los desalojos. Ha explicado que han reanudado las conversaciones con ellos y que si había un "enfado", ya se les está "quitando y mejorando".

Así, ha agradecido su papel por haber sacado el problema de los desalojos "a la calle" y ha insistido en que si no ha habido contacto antes con ellos ha sido porque estaban "tan preocupados" de conseguir una alternativa, como la negociada con Bankia, que no han tenido tiempo.

CARMENA DEFIENDE A TODO SU EQUIPO COMO "COMPAÑEROS PERFECTOS"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha defendido a todo su equipo como "compañeros perfectos" ante la "enorme aventura" que es, en su opinión, hacer "política diferente" en el Ayuntamiento y ha asegurado que encaja las críticas de su primera semana porque los cambios generan "confrontación".

Preguntada en una entrevista con la Cadena Ser por si se esperaba que los primeros días como alcaldesa fueran así, Carmena ha reconocido que no lo había pensado "mucho" pero que siempre ha pensado "que cuando se hacen cambios siempre hay un momento en el que hay una gran confrontación". "

Las personas tenemos una gran dificultad para aceptar los cambios. Estamos muy acostumbrados a vivir con el piloto automático de la rutina", ha indicado Carmena, que entiende la confrontación creada teniendo en cuenta que están cambiando "actitudes muy consolidadas".

Por otro lado, Carmena ha afirmado que conocía a su equipo si bien es verdad que éste se conocía "más entre si" porque llevaban un año trabajando juntos, formando parte de un "conjunto muy interesante". No obstante, ha añadido que los conocía "lo suficiente" para saber cuáles eran sus perfiles, y "sobre todo, su corazón y su inteligencia".

A juicio de Carmena, para trabajar en lo público "se tiene que tener corazón, y darse cuenta que lo importante es mejorar las condiciones de los demás". "Lo tienen ahora los 19 concejales que están conmigo", ha asegurado la alcaldesa, quien ha reconocido que cuenta con compañeros "quizá" con "algún pasado sobre los cuales les apetezca pedir perdón.

"Quizá fueron unos jóvenes airados" ubicados en un movimiento como el 15M, ha añadido Carmena, quien ha insistido en que, pese a todo, para ella son sus "compañeros perfectos de equipo ante esta enorme aventura, que es hacer política diferente en el Ayuntamiento". "Estamos a su servicio e intentamos mejorar sus condiciones de vida", ha añadido.