Carmena acuerda que los universitarios se formen en servicios a la comunidad

Firma acuerdos con ocho universidades españolas para desarrollar un método pedagógico que aplica el conocimiento de las aulas a la resolución de problemas reales

Cuando se implante, los universitarios de Madrid realizarán servicios a la comunidad como complemento de su aprendizaje académico

madrid

| 04.07.2017 - 13:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha firmado acuerdos con ocho universidades españolas, cinco de ellas madrileñas. Quieren implantar un proyecto llamado Aprendizaje-Servicio. Se trata de un método pedagógico que aplica el conocimiento de las aulas, a la resolución de problemas reales.

El Ayuntamiento ha explicado que se trata de una metodología pedagógica que aplica el conocimiento adquirido en los centros educativos a la resolución de problemas de la comunidad en la que se ubican, mejorando la calidad de vida de la ciudadanía y propiciando la inclusión social.

Así pues, estudiantes de seis universidades públicas madrileñas, la UNED y la Menéndez Pelayo completarán su aprendizaje en distintos programas del Ayuntamiento de Madrid que les permitirán desde apoyar a comerciantes a investigar sobre memoria histórica sin dedicar tiempo extra, sino del ya destinado a su proceso formativo.

Carmena, ha presentado este martes el convenio en el edificio municipal del Palacio de la Villa, que han suscrito los rectores Carlos Andradas (Universidad Complutense de Madrid), Guillermo Cisneros Pérez (Politécnica), Rafael Garesse (Autónoma), Juan Romo (Carlos III), Javier Ramos López (Juan Carlos I), Fernando Galván (Alcalá de Henares), Alejandro Tiana (Uned) y Carlos Nombela (Universidad Menéndez Pelayo).

CARMENA, SATISFECHA CON LA INICIATIVA

Todos ellos han acordado regular este tipo de formación que ya se desarrolla con proyectos piloto en algunas universidades, un tipo de programas que está muy extendido en países como Canadá, según ha dicho la alcaldesa. Satisfecha con la iniciativa y el beneficio común que reportará tanto para los estudiantes como para los vecinos de Madrid, Manuela Carmena ha explicado que los programas "aprendizaje-servicio" no son "ni unas prácticas ni un voluntariado", sino que consisten en que los universitarios desarrollen sus capacidades mientras prestan un servicio a la comunidad.

En virtud de este acuerdo, los universitarios de Madrid realizarán servicios a la comunidad como complemento de su aprendizaje académico. El convenio, que tendrá una duración inicial de cuatro años, aunque luego podrá prorrogarse, traduce oficialmente los proyectos piloto que se han venido desarrollando durante el último año, que fueron desgranando los rectores asistentes.

APRENDIZAJE INTEGRADO EN LOS ESTUDIOS

No tendrán que dedicar tiempo libre extraordinario a esta tarea, sino que el aprendizaje estará integrado en algunas de las materias de sus estudios, según han detallado hoy en la rueda de prensa los rectores, que por ese motivo no han precisado cuántos estudiantes participarán en el programa: dependerá de cuántos opten por el sistema y también de las plazas que oferte el Consistorio. El rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Guillermo Cisneros, ha ensalzado -como portavoz de los rectores- este plan que permitirá compaginar el aprendizaje académico con "la mejora de la calidad de vida y la inclusión social".

"Es una oportunidad para extender nuestra colaboración como universidades públicas al entorno en el que nos radicamos", ha indicado este rector, que ha concretado los ámbitos sanitarios, educativos o el del desarrollo de infraestructuras verdes podrían contar con el apoyo de los universitarios.

Para materializar el acuerdo, el Ayuntamiento establecerá una oficina que servirá de puente entre las universidades y las áreas de Gobierno y Juntas de Distrito para coordinar los programas, mientras que cada universidad nombrará un interlocutor, encargado de coordinar la actividad de los alumnos en la institución.

SIN COSTE PARA LAS ARCAS MUNICIPALES

Estos interlocutores configurarán una comisión técnica sobre la materia en la Conferencia de Rectores de las universidades madrileñas, una comisión a la que se sumarán la Uned y la Menéndez Pelayo. Según ha explicado la alcaldesa de Madrid, el intercambio permitirá a los alumnos dar contenido a lo aprendido en las aulas y ganar experiencia, y la sociedad se beneficia porque contribuirá a la mejora de su calidad de vida sin que suponga coste alguno para las arcas municipales.

Como ejemplo de los programas de aprendizaje-servicio, la vicerrectora de la Universidad Menéndez Pelayo ha expuesto el plan de esta institución para que los estudiantes de uno de sus máster colaboren con el control de especies invasoras en los parques de Madrid, de manera que la comunidad de beneficie del aprendizaje de los estudiantes.

"Nos sentimos tremendamente orgullosos de poder colaborar con el Ayuntamiento de Madrid con una propuesta formativa tan innovadora", ha comentado, mientras que el rector de la UNED ha valorado este proyecto "novedoso en España" cuya principal virtud es "avanzar en la línea de la responsabilidad social de las universidades".

APOYO AL COMERCIO DE VICÁLVARO

Entre estos proyectos está uno de apoyo al pequeño comercio en Vicálvaro, donde los universitarios supuestamente han ayudado a elaborar estrategias; otro de asesoramiento a las empresas ubicadas en los viveros municipales, la conservación de plantas, el fomento de hábitos saludables en un entorno urbano o las llamadas "clínicas jurídicas" de asesoramiento legal sin costes a personas en riesgo de exclusión.

Carmena puso énfasis en la simbiosis de la iniciativa y en la conveniencia de "eliminar la distancia entre universidad y sociedad", que trabarán ahora "una relación muy directa": los universitarios tendrán "un aprendizaje mucho más intenso y rico" y las pequeñas empresas y la sociedad en general se beneficiarán del conocimiento atesorado por los estudiantes.

La alcaldesa avanzó que la financiación surgirá de un "intercambio económico" entre las instituciones y que las condiciones de tiempo dedicado por los estudiantes a estas actividades las pondrán las propias universidades. Las prácticas tendrán carácter formativo y no profesional, según aclaró el Ayuntamiento.

El portavoz municipal del PP, José Luis Martínez-Almeida, que acudió al acto, afirmó que todo lo que sea mejorar la formación de los universitarios le parece bien, si bien recordó que la competencia en esta materia es de la Comunidad y sugirió que el Gobierno local se centre en su red de escuelas municipales, que cree que están sirviendo para amortizar deuda más que para otra cosa.