Carmena propone tener un aula de Africa en el seno del Ayuntamiento de Madrid

La Reina aboga por "no desfallecer" para llevar igualdad y educación a África

madrid

| 16.11.2015 - 16:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena, ha propuesto este lunes acercar la casa educativa de Africa que se encuentra en Las Palmas de Gran Canaria al seno del Ayuntamiento de Madrid "para que éste cuente con un aula que permita conocer la riqueza del continente africano".

Así lo ha señalado en el Acto anual de la Fundación Mujeres por Africa, donde también ha destacado que "hay que potenciar el liderazgo en ese continente que se encuentra tan próximo a España y a la vez tan lejano".

"Tengo que confesar que yo sentí una grandísima emoción cuando conocí al literato Ahmadou Hampaté Bá. Es extraordinario, increíble. El hubiera sido un Premio Nobel si no hubiera sido africano", ha recalcado. Por ello, ha incidido en que es importante conocer más sobre la literatura africana.

Asimismo, la alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid ha explicado que ella misma ha ido conociendo poco a poco el continente africano y ha señalado que "mucho le ha ayudado la responsabilidad que ha podido ocupar en organismos internacionales de las Naciones Unidas".

Por otro lado, ha destacado la necesidad de "esclarecer y apoyar el liderazgo de las mujeres en Africa". "Es necesario tener claro que el liderazgo debe ser de las mujeres en el mundo en general y mucho más en Africa. Un continente lleno de vida que tiene que expandirse por todos los continentes y, especialmente, por la vieja Europa", ha concluido Carmena.

LA REINA ABOGA POR NO DESFALLECER

La Reina ha presidido hoy por vez primera el acto anual de la Fundación Mujeres por África, dedicada a apoyar a mujeres y niñas africanas, y ha animado a seguir trabajando "sin descanso" y "sin desfallecer" para lograr la igualdad entre hombres y mujeres y el acceso a la educación de las niñas africanas.

En un encuentro marcado por el homenaje a las víctimas de los atentados del viernes pasado en París, doña Letizia ha advertido que igualdad "no es hacer tabla rasa" porque "no hay dos seres iguales" y ha subrayado que propiciar la igualdad entre hombres y mujeres "es abonar la paz, es disminuir la pobreza, es respetar, es permitir que cada uno llegue donde quiera llegar".

Sobre la educación, ha explicado que consiste en proporcionar "a todos, niños y niñas, las herramientas necesarias, las que sean, para su completo desarrollo como ser humano".

A través de la educación, ha proseguido, las mujeres pueden acceder a los "núcleos de poder" donde se toman decisiones económicas y políticas "en las mismas condiciones que los hombres".

Le escuchaba una de las mujeres que ha conseguido esta meta, la presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, quien ha asistido al acto junto a otras líderes africanas y autoridades españolas, como la secretaria de Estado de Igualdad, Susana Camarero, o la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Doña Letizia ha agradecido a Mujeres por África la tarea que sobre el terreno está llevando a cabo para mejorar la situación de las mujeres y niñas africanas a través de proyectos que tienen continuidad, año tras año.

Actualmente, la entidad sostiene 30 proyectos en 14 países, ha recordado la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en nombre del patronato de la fundación, y quien ha enfatizado su "gran impacto y ambición" en ámbitos como el liderazgo, la educación y el emprendimiento.

La presidenta de Liberia ha tomado también la palabra para explicar que los esfuerzos en su país han permitido romper el "techo de cristal" de la igualdad en esta nación africana, y ha abogado por seguir trabajando en favor de la educación para niños y niñas.

Ha dedicado un especial agradecimiento a la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, presidenta de Mujeres por África, y ha hecho hincapié en que las mujeres "tienen que seguir persiguiendo su sueño".

A De la Vega le ha correspondido explicar el empeño que esta fundación tiene para lograr sus objetivos para analizar la evolución de las políticas de igualdad en el mundo.

Según su diagnóstico, aunque millones de mujeres de todo el mundo hayan conseguido ya su autonomía "el camino a la igualdad se ha estancado" porque "mientras las crisis económicas, políticas e institucionales recorren el mundo, la igualdad ha desaparecido de la agenda política".

Y eso pese a que, ha remarcado, la igualdad "salva vidas y es condición indispensable para la paz" y además "es la respuesta a la violencia contra las mujeres que todavía no hemos conseguido erradicar".

Ha hablado de cómo ante la amenaza del yihadismo en África "las mujeres se revuelven contra la barbarie que los extremistas representan y que se ensaña especialmente contra ellas", y se ha dirigido a la presidenta liberiana para decirle que "no hay premio Nobel de la Paz más merecido" que el que se le ha concedido.

Otra emotiva intervención ha sido la de Obiageli Ezekwesile, impulsora de la campaña Bring Gack Our Girls, a raíz del secuestro de más de doscientas niñas por parte de los terroristas de Boko Haram.

Al igual que casi todas las participantes en el acto, ha reivindicado el liderazgo de las mujeres, ha apostado por la educación y ha alertado de que el "boom" económico en países africanos no se ha traducido en más igualdad.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha pedido buscar un mayor conocimiento del continente africano "alejado pero cercano" y ha lanzado la idea de crear un Aula de África en el Ayuntamiento de Madrid como continuidad de Casa África, con sede en Canarias.

También ha reclamado fomentar el liderazgo de las mujeres en todo el mundo y ha mostrado su "esperanza enorme" en el liderazgo femenino porque "se basa en la defensa de la vida".

Durante el acto se ha estrenado una canción compuesta por Luz Casal para el proyecto Green Voice de la fundación que han interpretado diez africanas residentes en España y se ha escuchado el testimonio de Wanjira Mathai, presidenta del Green Belt Movement sobre el papel de las mujeres en el medio ambiente.