Carmena ha eliminado casi 10.000 plazas de aparcamiento dentro de la M-30

Los distritos que más sitios para aparcar han perdido son Salamanca, Centro, Tetuán y Chamberí

El PP denuncia que esta prohibición que afecta a residentes es una estafa y crea un problema de movilidad para miles de ciudadanos

madrid

| 24.05.2017 - 16:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Son datos del propio Ayuntamiento de Madrid. Desde hace dos años el consistorio ha suprimido casi 10.000 plazas de aparcamiento dentro de la M-30. Especialmente las verdes, las destinadas a los residentes. Y los distritos que más sitios para aparcar han perdido son SAlamanca, Centro, Tetuán y Chamberí.

Cerca del 80% de los espacios eliminados eran para residentes de ocho distritos. Desde que el equipo de gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) llegó al Palacio de Cibeles en junio de 2015, el Ayuntamiento de Madrid ha suprimido 9.712 plazas de aparcamiento en la almendra central de la ciudad, según los datos proporcionados por la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental. La medida afecta a ocho distritos de la capital que se encuentran dentro del área rodeada por la M-30 y repercute especialmente a sus 1,1 millones de residentes, puesto que la mayor parte de los espacios de estacionamiento suprimidos, 7.119 plazas -un 80 por ciento de todas plazas las eliminadas- son zonas verdes.

Los distritos donde más incidencia ha tenido el «recorte» son Salamanca (2.588 plazas), Centro (1.689), Tetuán (1.578) y Chamberí (1.101), en los que han desaparecido 6.956 aparcamientos en total. En concreto, las cinco arterias más perjudicadas por la medida son la calle de José María Sánchez Silva, en Salamanca, con 138 plazas menos; la avenida de Brasil, en Tetuán (123); General Pardiñas, en Salamanca (121); Francisco Navacerrada, en Salamanca (121), y Juan Montalvo, en Moncloa-Aravaca (116).

Aunque la cuantía es menor, también es relevante la proporción de plazas que desaparecen de la denominada «zona naranja», reservada para propietarios de pequeños comercios que acrediten unas necesidades especiales de distribución o suministro de mercancías. En apenas dos años, han anulado 471 plazas: 254 en el distrito de Chamberí, 180 en Retiro y 37 en Centro.

«Las variaciones se producen como consecuencia de nuevas reservas de estacionamiento o la modificación de la ordenación viaria, debido a las intervenciones de modificación de vías y calles por distintos motivos», justifican desde la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental.

Todos estos cambios se han realizado a iniciativa de las Juntas Municipales o del Área de Desarrollo Urbano Sostenible. Para el PP, esta reducción de plazas de estacionamiento supone un «problema de movilidad para miles de ciudadanos» y, al mismo tiempo, implica un «aumento de la contaminación de las zonas aledañas por el desvío del tráfico», según recoge el diario ABC. Esta «prohibición silenciosa», tal y como la tilda la nueva portavoz popular en la Comisión de Desarrollo Urbano Sostenible, Paloma García Romero, «no tiene planificación ni criterio». «En algunos barrios se produce un “overbooking”, porque hay más vecinos que pagan su canon anual que plazas de aparcamiento para residentes. Esto es una estafa y un ataque a los vecinos», critica la edil popular, que cuestionará al delegado del área, José Manuel Calvo, por este asunto en la comisión del ramo.