Carmena estudia prorrogar los presupuestos tras la tutela de Montoro

madrid

| 16.11.2017 - Actualizado: 19:13 h

EFE

El gobierno de Manuela Carmena está evaluando la forma en que afecta la 'tutela' del Ministerio de Hacienda a la redacción de los presupuestos de 2018, y tiene "sobre la mesa" la decisión de prorrogar las cuentas de 2017. Así lo ha explicado la portavoz del gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, a preguntas de los periodistas, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno después de que ayer la alcaldesa informase de las primeras medidas para cumplir con la "senda de gasto" exigida por el departamento de Cristóbal Montoro.

"Lo estamos evaluando en la Junta de Gobierno, no puedo decirle más, es una decisión que está encima de la mesa", ha respondido la portavoz.

La alcaldesa de Madrid anunció ayer la retención inmediata de 173,5 millones de euros que afectan a 1.206 partidas municipales, lo que supone el 3,3 % del presupuesto de 2017, como primera medida para cumplir con la senda de gasto requerida por el Ministerio de Hacienda.

Rita Maestre ha dicho hoy que el Gobierno municipal no va a "asumir" que los ajustes reclamados por el Ministerio de Hacienda vayan a afectar a las cuentas de 2018, y en ese sentido, ha añadido, se hará "todo lo posible" para mantener un calendario que se ajuste al plan de Gobierno y a las medidas estratégicas de la legislatura.

"Estamos evaluando de qué forma afectan no solo las comunicaciones del Ministerio sino el plazo que tenemos", ha dicho Rita Maestre, en referencia a que la Junta de Gobierno de Madrid aún no ha aprobado el proyecto de presupuestos que después tendría que ser ratificado en el Pleno, para lo que se requiere el apoyo de su socio de investidura, el PSOE. No obstante, la portavoz municipal ha reiterado que la tutela por parte del Ministerio para garantizar que el Consistorio cumple con la regla de gasto no van a afectar a las inversiones previstas.

El Ministerio de Hacienda remitió una comunicación al Ayuntamiento en la que indicaba que, desde ahora, tenía que presentar cada semana un certificado de sus cuentas para garantizar el acatamiento de la regla de gasto, incumplida en los ejercicios de 2015 y 2016.

Además de los 173 millones de ajustes anunciados ayer, quedarían por inmovilizar del presupuesto este año otros 192 millones de euros. Además, el Ministerio requiere nuevas medidas de ahorro de 243 millones de euros en 2018.

El Ayuntamiento de Madrid ya prorrogó el año pasado sus cuentas por segunda vez en su historia por la negativa del PSOE a dar el visto bueno en diciembre, lo que obligó a decretar la prórroga hasta mediados de febrero.