Carmena asegura que no se va imponer ninguna tasa turística ni a los cajeros

El PSOE y la patronal coinciden en la necesidad urgente de bajar el IBI en Madrid

madrid

| 14.07.2015 - 12:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que el Ayuntamiento "no tiene prevista la imposición de ningún tipo de tasa" al turismo ni a los cajeros automáticos que se encuentran en la calle.

Así lo ha asegurado tras reunirse con la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, en la sede del Gobierno regional, donde ha querido "esclarecer" el "malentendido" cuando se dijo que el Ayuntamiento barajaba esta posibilidad, y ha afirmado que "no hay por qué inquietarse" porque "rotundamente no" se van a aprobar estas tasas.

Con estas palabras la alcaldesa ha desmentido las declaraciones que hizo el concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, Carlos Sánchez, quien anunció en Comisión que la corporación municipal estudia la implantación de una tasa al turismo y de otra que grave la presencia de cajeros en la calle.

"El Ayuntamiento no tiene previsto de modo alguno la imposición de ningún tipo de tasa turística, no hay por qué inquietarse", ha reiterado Carmena en rueda de prensa en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Carmena ha dicho que no se impondrá tampoco una tasa que grave los cajeros. "No, ni una ni otra", ha repetido. "Vamos a esclarecer malentendidos: creo que hay que precisar y procurar no alarmar", ha seguido, con la "difusión de noticias" que surgen de una comisión.

Ha señalado que no piensa tomar medidas contra Carlos Sánchez puesto que "cada concejal puede expresar de la manera que considere oportuno lo que crea conveniente", y porque "la comunicación nos devuelve un producto que no es el que se pretende manifestar". De hecho, ha afirmado que esta cuestión no ha sido objeto de debate en su reunión de hoy con la presidenta regional.

Por su parte, Cristina Cifuentes ha reiterado que en estos momentos "sería muy negativo" imponer una tasa que "podría disuadir a determinadas personas" de visitar Madrid, cuando el turismo es "uno de los grandes valores de la Comunidad".

Por eso ha celebrado la manifestación "tan rotunda" de Carmena de que no se van a implantar estas tasas, y ha insistido en que el turismo es tan importante en la región que su Gobierno ha creado una oficina de Turismo de carácter "transversal" que dependerá de ella misma.

De hecho, Cifuentes ha recalcado que "en un futuro cercano" hay que abordar la cuestión del turismo con otros ayuntamientos, como Alcalá de Henares, San Lorenzo de El Escorial o Aranjuez (las tres ciudades Patrimonio de la región) para aprovechar el "potencial turístico" de la Comunidad.

Carmena, por su parte, se ha quejado de que la promoción turística de la ciudad de Madrid "es de muy baja calidad" y ha asegurado que hay "mucho que hacer" por cambiarlo."El turismo tiene un gran valor cultural y económico, y queremos que Madrid resplandezca", ha dicho la alcaldesa, antes de quejarse también de que la ciudad tiene "unos niveles de abandono muy graves".

EL IBI

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, y el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM, patronal madrileña), Juan Pablo Lázaro, han destacado hoy la necesidad apremiante de reducir en Madrid el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En una reunión con Lázaro en la sede de la CEIM, Carmona ha destacado el "momento trascendental" que vive Madrid y ha debatido con el presidente de la patronal varias propuestas, como la de pedir al Gobierno local la convocatoria del Consejo de Madrid para acordar que las decisiones con respecto a los intereses de la ciudad sean "concertadas" con los sindicatos y con los empresarios.

Con respecto al IBI, Carmona ha dicho que lleva una década pidiendo su reducción, a pesar -ha dicho- de que el PP en ese lapso "lo ha multiplicado por tres". El presidente de la patronal, por su parte, ha dicho que el IBI actual de viviendas y locales comerciales, que "ya no valen lo que valían", está calculado con arreglo a un "valor catastral anterior a la crisis", y ha defendido la necesidad de que sea "modificado a la baja ya".

El portavoz socialista ha destacado también que ha propuesto que una comisión estudie un plan de rehabilitación de 120.000 infraviviendas en Madrid de manera que supusiera una forma de encarar el desempleo, que es el principal problema para los ciudadanos de Madrid, pues generaría más de 65.000 puestos de trabajo. Carmona y Lázaro han debatido también la necesidad de agilizar las licencias para establecimientos o empresas del comercio, o de destinar el suelo industrial de Madrid a empresas industriales, de tecnología o de importación y exportación.