Carmena apuesta por tener más vivienda pública en la firma del convenio con Sareb

La Sareb cede al Ayuntamiento 300 viviendas para familias en exclusión social

madrid

| 28.01.2016 - Actualizado: 14:40 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha remarcado tras la firma de un convenio con la Sareb para la cesión de 300 viviendas para familias en riesgo de exclusión que la política municipal es hacer posible que "todo el mundo tenga una vivienda" y, en esa línea, su pretensión es disponer de más vivienda pública.

Carmena ha expuesto esta idea en declaraciones a los periodistas tras firmar un convenio con el presidente de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Jaime Echegoyen, quien ha remarcado que desde la entidad trabajan cada día para que las 1.765 viviendas que han destinado a fines sociales "lleguen a manos de quien realmente las necesita".

"La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMSV) pretende tener un gran parque de viviendas. El Gobierno anterior vendió una parte muy importante del parque de viviendas y nosotros estamos ahora intentando proveernos al máximo de viviendas que necesitamos para las emergencias y las necesidades de los más vulnerables", ha dicho Carmena a los periodistas.

Mediante este acuerdo, el Ayuntamiento pasa a gestionar durante ocho años 300 viviendas propiedad de la Sareb, la mitad de ellas ocupadas, a cambio de pagar cada mes 125 euros por los habitáculos que ahora están libres y 75 euros mensuales por las 150 viviendas donde ahora viven familias que no pagan ninguna renta a la entidad.

Según informó la entidad, el convenio ha sido rubricado por María Serrano, consejera delegada de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), y por Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.

Los términos del acuerdo, que tiene una vigencia de ocho años, contemplan que la EMSV se hará cargo de la gestión de los inmuebles cedidos. También será este organismo quien seleccionará a los beneficiarios de las viviendas en el marco de sus programas sociales.

Hasta un 50% de estas viviendas cedidas podrán estar ocupadas por familias sin título de alquiler o propiedad, en cuyo caso la EMVS se encargará de la regularización de estas situaciones.

A cambio de la cesión, Sareb percibirá una contraprestación fija mensual de 75 euros en el caso de las viviendas ocupadas y de 125 euros cuando se trate de viviendas vacías. Con dicha contraprestación, Sareb hará frente a los gastos de seguros, comunidad y reparaciones extraordinarias.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid asumirá los gastos correspondientes a la gestión de la vivienda, así como su mantenimiento ordinario e Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Con el convenio firmado con el Ayuntamiento de Madrid ya son más de 6.000 las personas que se beneficiarán de los planes de cesión de vivienda en régimen de alquiler asequible suscritas por Sareb.