Carmena anuncia máquinas para depositar botellas por una contraprestación

Las máquinas se estrenarían en los botellones de la Ciudad Universitaria en septiembre

La alcaldesa confirma que una de las concesionarias de limpieza está "dispuesta a resolver el contrato"

Reconoce que los contratos no son buenos pero el ayuntamiento no puede resolverlos por su coste

Adelanta que el reglamento de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo podría desbloquearse la próxima semana

madrid

| 19.07.2016 - 21:03 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha anunciado este martes la posibilidad de instalar máquinas en los botellones para depositar botellas y latas a cambio de una pequeña contraprestación, como se hace en Valencia, donde los usuarios obtienen "billetes de Metro o unos céntimos".

Sería en los botellones de la Ciudad Universitaria en septiembre cuando se estrenarían estas máquinas. Carmena ha definido estos botellones en concreto como "aterradores" en una audiencia ciudadana organizada en la Junta Municipal de Tetuán, acompañada por la concejala-presidenta Montserrat Galcerán.

Sería un "empujón para concienciar a todos en la necesidad de limpiar". Manuela Carmena, por otro lado, ha detallado que la sustitución de las multas por trabajos a la comunidad han arrancado ya con quince personas, que han sustituido la multa por ensuciar de 750 euros por cuatro mañanas de trabajo.

El portavoz del PP en la comisión de Medio Ambiente y Movilidad, Fernando Martínez Vidal, ha criticado las máquinas de reciclaje de botellas y latas a instalar en puntos donde sean habituales los botellones porque forman parte de la campaña "doce meses, doce ocurrencias". Además, ha advertido a Carmena que "no puede incumplir la ley que prohíbe el botellón" y que tiene que multar a todo aquel que ensucie. "Con esas declaraciones promueve el botellón", ha opinado el popular, a quien le parece "increíble" que se premie a quien eche las latas en una máquina estando de botellón pero no al joven que no bebe en la calle y recicla en casa.

El portavoz socialista de Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, ha defendido que "cualquier medida que ayude a la limpieza de la ciudad es buena" aunque ahora hay que ver si las máquinas que se instalarían para echar botellas y latas a cambio de una contraprestación "es una nueva sugerencia o una propuesta en serio del equipo de Gobierno".

REUNIÓN CON LAS CONCESIONARIAS DE LIMPIEZA

La alcaldesa ha anunciado también que una de las cinco empresas concesionarias de la limpieza "estaría dispuesta a lo mejor a llegar a un acuerdo de resolución de contrato de común acuerdo".

Carmena ha detallado que se ha reunido precisamente este martes con las concesionarias, tal y como quedó acordado meses atrás.

La primera edil ha señalado que los contratos de limpieza "no son buenos pero el Ayuntamiento, hoy por hoy, no puede resolver ni modificar porque tendría que pagar mucho dinero".

Ahí es cuando ha avanzado que en la reunión de esta mañana una de las cinco empresas ha declarado que "a lo mejor una estaría dispuesta a lo mejor a llegar a un acuerdo de resolución de contrato de común acuerdo".

EMPRESA MUNICIPAL DE LA VIVIENDA

La alcaldesa de Madrid ha adelantado, en este encuentro con los vecinos de Tetuán, que el reglamento de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) podría desbloquearse la próxima semana en el Pleno del día 27 aunque aún hay "dudas".

Si se desbloqueara, la "adjudicación de viviendas empezaría inmediatamente". Pasaría por Pleno la modificación de un reglamento donde hay desacuerdo "en cuatro o cinco cosas", pero que es esencial "para la adjudicación de las viviendas pendientes". "Ayer había acuerdo pero a última hora han aparecido algunas dudas. Si se aprueba la adjudicación de viviendas, empezará inmediatamente", ha detallado.

Ahora Madrid retiró el reglamento del orden del día del Pleno de abril para debatirlo con "tiempo".

La formación no consiguió sacar adelante en la comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo la modificación del reglamento de la EMVS, que incluía la posibilidad de que quien hubiera okupado ilegamente una vivienda pública, municipal o regional, en los últimos diez años sí pueda optar a una vivienda en régimen de alquiler de la EMVS. El anterior reglamento, de 2012, imposibilitaba el acceso por esa okupación.