Carmena afirma que Madrid está más limpia pese al "calvario" de los contratos

Proyecta un video en el que muestra como los operarios limpian, pero que enseguida se ensucian las calles

Ironía y críticas de la oposición que ven a la alcaldesa como la única ciudadana que ve a Madrid limpio

Aguirre muestra fotografias que envían a diario los ciudadanos con calles llenas de basura

madrid

| 27.09.2016 - 10:33 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha defendido que la ciudad está en cuanto a limpieza un poco mejor que el año pasado, según datos municipales, teniendo en cuenta que la capital sufre un "calvario" porque ha pasado de destinar 243 millones en 2009 a limpieza a 169 en 2015.

La alcaldesa ha expuesto esta idea en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid celebrado este martes, el primero tras unas vacaciones de verano, en que la oposición ha criticado duramente el estado de suciedad de las calles.

Una situación que ella ha desmentido, pues los datos municipales muestran -según ha dicho- que este mes de agosto Madrid ha estado menos sucia que en 2014 y "un poco mejor que el año pasado". "La limpieza está razonable", ha dicho Carmena tras advertir, en referencia a los contratos suscritos por la exalcaldesa Ana Botella (PP), de que "lo barato es caro".

Carmena, mostró este martes en el Pleno municipal a los concejales un vídeo que refleja cómo los operarios de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid limpian una serie de puntos de basura a lo largo de un día y en los que se aprecia cómo el nivel de suciedad aumenta considerablemente.

"Estas cosas las veo y lo que hago es tomar medidas", aseguró la primera edil antes de proyectar un vídeo al inicio del Pleno para demostrar que la ciudad se limpia, al igual que se ensucia. En dicha proyección se observa cómo unos vecinos llegan a depositar un somier junto a un contenedor y cómo los trabajadores municipales se lo llevan a las horas.

"Sabemos que estas cosas pasan, pero no nos podemos basar en estas fotografías como sus grupos han hecho", dijo en el momento de presentar un documento distribuido a los ediles en los que se muestra la evolución del índice de ensuciamiento de aceras y arroyos.

En dicho documento se aprecia cómo el nivel de suciedad es visiblemente más elevado en los distritos de Carabanchel, Usera y Villaverde, mientras que Centro, Tetuán, Moncloa y Chamberí serían las zonas donde más se invierte en limpieza por habitante, una situación que el Ayuntamiento calificó de "calvario" fruto de unos contratos de limpieza "injustos".

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, reprochó con sorna a la alcaldesa, tras presentar el vídeo, que "por fin un vecino en Madrid opina que está limpio", al tiempo que señaló que a su grupo municipal llegan "fotos de ciudadanos que se quejan de la limpieza".

La portavoz del PSOE, Purificación Causapié, criticó que "no hay detalles de los residuos retirados" en los datos presentados por Carmena, al tiempo que señaló que los ciudadanos "entienden que Madrid está sucio", un hecho que en su grupo municipal preocupa porque la "percepción de los ciudadanos responde a una realidad".

Asimismo, destacó la descompensación en materia de limpieza que existe entre diferentes barrios de Madrid, y es que la "suciedad se da en mayor medida en los barrios más humildes", fruto de unos contratos de limpieza "injustos", aseguró.

Por último, la portavoz del Grupo Municipal del PP, Esperanza Aguirre, mostró una "selección de imágenes que demuestran el descuido de Madrid" y acusó a Carmena de convertir Madrid en la ciudad del "descuido" en lugar de la de "los cuidados".

Aguirre, ha espetado a la alcaldesa, Manuela Carmena, que "no está para llevar las almas de los madrileños al cielo sino para que Madrid esté más limpio y punto", lo que le ha llevado a criticar el "desinterés y pasotismo" de Ahora Madrid por las cuestiones a las que tienen que hacer frente como Gobierno.

"Ni limpian ni arreglan las aceras. ¿A qué se dedican? ¿A la propaganda?", ha espetado Aguirre en una interpelación en el Pleno de Cibeles sobre el estado general del mantenimiento de la ciudad. La primera teniente de alcalde, Marta Higueras, ha afeado al PP un enunciado tan amplio que imposibilita al Ejecutivo traer datos para abrir un debate. Detrás de esta iniciativa del PP no se encuentra más que "teatro", del que no quieren participar por respeto a los madrileños.

Aguirre ha insistido afirmando que los madrileños no pagan impuestos para que Carmena "les dé sermones y se promocione por el mundo siendo la primera política preocupada por el sufrimiento de los demás".

"Usted no tiene el monopolio de la compasión, todos queremos mejorar la vida de los ciudadanos, sobre todo de los más necesitados. Pagan impuestos para que se les dé servicios cuando ustedes están dedicados a presumir de bondad y no se ocupan de su único deber, que es cuidar Madrid", ha espetado.

"Usted no tiene el monopolio de la compasión, todos queremos mejorar la vida de los ciudadanos, sobre todo de los más necesitados. Pagan impuestos para que se les dé servicios cuando ustedes están dedicados a presumir de bondad y no se ocupan de su único deber, que es cuidar Madrid", ha espetado.

Según la popular, "Madrid está sucio" y Ahora Madrid no puede seguir achacando la situación a "esos contratos calvario". "`Cámbienlos, que para eso (el delegado de Economía, Carlos) Sánchez Mato tiene dinero y no para revertir el sistema porque todo es perfectible!", ha exclamado. La edil ha criticado a la alcaldesa que "desprecie" las tareas que tiene encomendadas, como el mantenimiento y cuidado de la ciudad.

Los contratos integrales de limpieza y conservación de espacios públicos y zonas verdes suscritos por 10 años en 2013 por la anterior corporación de Ana Botella (PP) suponían un ahorro para las arcas municipales de 32 millones de euros al año y han supuesto el deterioro de las calles de la ciudad.

Con respecto esos contratos, y en la línea de Ciudadanos que apuesta por rescindirlos alegando incumplimiento por parte de las empresas, la alcaldesa ha admitido que "así no podemos seguir" y ha dicho que si después del "reto final" no se consigue una mejora se buscará otra solución: "Quizás entonces nos tenemos que plantear la resolución de los contratos".