Carlos Osoro: "La mayor pobreza es no conocer a Dios"

Celebra la Misa Crismal en la Catedral de la Almudena

madrid

| 31.03.2015 - 15:12 h
REDACCIÓN

El Arzobispo de Madrid, Monseñor Carlos Osoro, ha presidido este martes su primera Misa Crismal, en cuya homilía ha apuntado que "la mayor pobreza es no conocer a Dios", que es quien dice que los hombres son hermanos. Además, se ha dirigido de manera especial a los sacerdotes a quienes ha recordado que "lo que reúne a todo el presbiterio diocesano en esta Misa Crismal" es que Dios les ha hecho partícipes "de la misma unción de Jesucristo".

"Deseamos decirte Señor, al renovar nuestras promesas sacerdotales, que queremos unirnos fuertemente a Ti, que deseamos reafirmar la promesa de cumplir todo lo que Tú nos regalaste configurándonos contigo por la ordenación, y que tan gozosamente aceptamos el día de nuestra ordenación", ha dicho Osoro.

"Cantaremos siempre tus misericordias", ha apuntado, "dispensaremos los misterios de Dios en la celebración de la Eucaristía y en las demás acciones litúrgicas, y en la predicación como seguidores tuyos nos moverá el celo por todos los hombres".

El Arzobispo de Madrid ha señalado que los sacerdotes han sido enviados "para anunciar el Evangelio a los pobres" y ha advertido de que "la vida del Señor no sólo tiene consecuencias personales, sino también sociales".

"Nos has enviado para anunciar a los cautivos la libertad, esa que nace de estar sólo con la atadura de vivir unidos exclusivamente a Dios, y nos has enviado a dar a los ciegos la vista que nos hace ver el título con el cual tenemos que vivir todos los hombres: hijos de Dios y, por ello, hermanos de todos los hombres; para dar libertad a los oprimidos, es decir, para hacer la cultura del encuentro, donde todos cuentan y todos son y a todos se les trata como imágenes de Dios, semejantes a El; en definitiva, para anunciar el año de gracia del Señor". ha dicho Osoro.

Del mismo modo, ha exhortado a los presbíteros a predicar el Evangelio con la vida y, si fuera necesario, también con palabras. Para Osoro, hay una exigencia "que hoy es urgente y clara: los hechos, los gestos, la vida van a contar más que las palabras".

Por eso, ha invitado a los sacerdotes a hacer, como dice el Papa Francisco, "una nueva etapa evangelizadora", con una "apuesta por la novedad de Jesucristo", viviendo "el diseño misionero de la Iglesia" que tiene "dos palabras que contienen todo para hacer la reforma y llevar la alegría del Evangelio": Comunión y misión.

El cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid, el Nuncio de Su Santidad en España, Monseñor Renzo Fratini, los Obispos Auxiliares de Madrid, Monseñor Fidel Herráez y Monseñor Juan Antonio Martínez Camino y el Obispo emérito de Segovia, Monseñor Luis Gutiérrez Martín, han concelebrado esta Eucaristía.

Además, casi un millar de sacerdotes se han acercado al templo catedral para renovar con su Pastor las promesas sacerdotales. Además, durante la ceremonia han sido bendecidas las ánforas con los óleos de los enfermos y de los catecúmenos, y ha sido consagrado el Crisma.

OSORO ACUDIRÁ A LAS PRINCIPALES CELEBRACIONES

El arzobispo de Madrid, presidirá las principales celebraciones litúrgicas de esta Semana Santa en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena, que tendrán lugar entre este domingo y el próximo 5 de abril.

Este Martes Santo, ya lo ha hecho celebrando la Misa Crismal. Durante la misma se ha procedido a la bendición de los Santos Oleos y la consagración del Crisma.

Mañana, Miércoles Santo, 1 de abril, a las 19.00 horas, se celebrará el tradicional Vía Crucis en el interior de la Catedral.

En el mediodía del Jueves Santo la Catedral acogerá una Celebración comunitaria de la Penitencia, con confesión y absolución individual. Y a las 18.00 horas dará comienzo la Santa Misa de la Cena del Señor. Al final de la celebración se reservará solemnemente la Eucaristía para ser adorada por los fieles en oración. La Catedral permanecerá abierta hasta la medianoche para facilitar a los fieles la adoración.

La celebración de la Pasión y Muerte del Señor, el Viernes Santo, 3 de abril, dará comienzo a las 17.00 horas. En la Noche Santa, el sábado 4 de abril, la Vigilia Pascual se desarrollará a partir de las 23.00 horas. Durante la misma, se impartirán los sacramentos de iniciación: Bautismo, Comunión y Confirmación a adultos.

Las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa en la Catedral finalizarán el 5 de abril, Domingo de Pascua de Resurrección, con una solemne Eucaristía que dará comienzo al mediodía. Al finalizar la Misa, se impartirá la Bendición Papal.

En todas estas celebraciones actuará la Coral de Santa María la Real de la Almudena.