Carla, el bebé que recibió un corazón incompatible con su sangre, sale del Gregorio Marañón

Es el primer bebé español en recibir un corazón incompatible con su sangre

Nació con una malformación cardíaca severa y, desde Extremadura, fue derivada al Hospital Gregorio Marañón

Fue operada el pasado 9 de enero y hoy ha sido dada de alta

madrid

| 15.02.2018 - 15:08 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Carla, la niña que con cinco meses se convirtió en el primer bebé español en recibir un corazón incompatible con su sangre, ha sido dada de alta del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde tuvo lugar la intervención el pasado 9 de enero.

"La pequeña Carla se encuentra muy bien y podrá irse a casa con un tratamiento similar al de cualquier otro niño que haya recibido un trasplante de corazón", ha señalado el equipo médico del Área del Corazón Infantil del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

La única peculiaridad es que, si en algún momento de su vida necesita una transfusión, deberá recibir plaquetas y plasma del grupo AB, para evitar un rechazo del órgano trasplantado.

La pequeña nació con una malformación cardíaca severa (no desarrolló el ventrículo izquierdo), diagnosticada durante el embarazo, y, desde Extremadura, fue derivada al Hospital Gregorio Marañón como centro nacional de referencia para el tratamiento de cardiopatías congénitas y de trasplante cardíaco infantil.

Los profesionales del Marañón realizaron el seguimiento del embarazo y programaron el nacimiento de la niña en el hospital, dado que estos pequeños precisan una estabilización tan pronto nacen y su inclusión en la lista de espera para un trasplante de corazón.

A los pocos días de vida, fue sometida a una procedimiento quirúrgico que le permitió la estabilización de forma progresiva.

Con cinco meses y cinco kilos de peso surgió la posibilidad de donación, con lo que se activó el protocolo de trasplante AB0 Incompatible con todo el equipo de trasplante cardíaco, además del Servicio de Transfusión.

La operación tuvo lugar el pasado 9 de enero, liderada por el equipo de Cirugía Cardiaca Infantil, que dirige el doctor Juan Miguel Gil, que ha explicado que el tiempo que la niña ha pasado en la UCI ha sido "aburrido", ya que no ha ocurrido ningún episodio destacable y su evolución no se ha distinguido de la de cualquier otro paciente de su misma edad.

En rueda de prensa, Gil ha destacado que este programa de trasplante AB0 incompatible es un motivo de esperanza para los niños menores de un año con problemas graves de corazón, que hasta ahora tenían poca posibilidad de ser trasplantados.

El trasplante AB0 incompatible está dirigido a los niños más pequeños, generalmente menores de un año, que necesitan un corazón. Actualmente, para la realización de un trasplante cardíaco se requería compatibilidad de grupo sanguíneo entre el donante y el receptor.

Pero gracias a la implantación de este programa, ahora es posible realizar un trasplante de corazón en un bebé valiéndose de que los niños nacen sin anticuerpos frente al grupo sanguíneo (isohemaglutininas) y se mantienen en niveles bajos hasta los 15 meses de vida.

El impacto de la aplicación de este programa priorizando la urgencia sobre la compatibilidad sanguínea conseguiría un acortamiento significativo del tiempo y mortalidad en lista de espera en más del 50 % por lo que se podría duplicar el número de trasplantes cardiacos en bebés.

Manuela, la madre de Carla, ha declarado sentirse "feliz y radiante" después de unos meses muy duros en los que han sufrido a la espera de un corazón que tardaba en llegar y ha agradecido la generosidad de los padres que aceptaron donar el corazón de su bebé fallecido.

A partir de ahora, Carla tendrá que acudir periódicamente al Hospital Gregorio Marañón, donde continuará con su seguimiento en las consultas de cardiología infantil.