Caen dos bandas que explotaban a mujeres en clubes de Madrid, Málaga y Girona

madrid

| 18.11.2011 - 15:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La policía ha desarticulado dos grupos dedicados a la explotación sexual de mujeres en clubes de alterne y domicilios de Girona, Málaga y Madrid, en una operación en la que han sido detenidas veinte personas, entre ellas los dos presuntos responsables de la organización. La disolución completa de las dos bandas de proxenetas es fruto de otro operativo policial desarrollado en Málaga el pasado mes de octubre en el que los investigadores detuvieron a una mujer que obligaba a sus dos hijas gemelas menores de edad a prostituirse, ha informado hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

Las menores habían sido trasladadas desde Rumanía por un compatriota que las introdujo en locales de alterne de la zona de Gerona y al que la madre entregaba el 50 por ciento de la cantidad que obtenían sus hijas, según la Policía. Tras varios meses en la costa catalana, la madre trasladó a las dos hijas gemelas a Vélez-Málaga, donde continuó explotándolas, les retiró la documentación personal y les facilitó una identidad falsa para ocultar su minoría de edad y eludir los controles policiales.

La detención de esta mujer ha conducido a los agentes hasta los prostíbulos donde las menores eran explotadas y, finalmente, a la desarticulación de los dos grupos de proxenetas con el arresto de veinte personas, seis de ellas presuntamente por delitos relativos a la prostitución y corrupción de menores. Los dos principales responsables de ambas redes han sido detenidos en un domicilio de Figueres, en Girona.

La red contaba con una casa de citas de Girona capital y seis clubes de alterne, tres en la provincia de Málaga, dos en la de Girona y uno en Madrid. En los registros practicados la policía ha intervenido 25.000 euros en efectivo además de documentos probatorios de los delitos investigados, entre los que se encuentra un contrato de "compraventa" de las dos menores explotadas firmado por la madre y el proxeneta.

Agentes de la Unidad contra Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) Central, de Barcelona y Málaga, la Unidad de Extranjería y Documentación de La Junquera y el Grupo Operativo de Extranjeros de Girona se han encargado de la operación.