Cae una banda en Madrid dedicada al robo de móviles, electrodomésticos y alimentos

madrid

| 17.11.2011 - 15:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Guardia civil ha desarticulado una banda especializada en el robo de mercancías en áreas de servicio y en centros logísticos del transporte, en especial de telefonía móvil, electrodomésticos, cosméticos y alimentos y ha detenido a 17 personas, según fuentes de la comandancia.

En la operación "12 de Octubre", llevada a cabo por el grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid, han sido detenidos los cabecillas de la organización, los encargados de llevar a cabo las acciones y los receptores de la mercancía.

La banda de delincuentes disponía incluso de tres cabezas tractoras para poder sustraer los remolques completos y apoderarse así de la mercancía y, aunque evitaba el enfrentamiento con las víctimas para que el delito fuera solo de robo con fuerza, en una ocasión llegaron a la agresión.

Un ciudadano español era el líder de la banda, cuyos componentes estaban especializados, unos en labores de vigilancia desde vehículos de gran cilindrada, otros eran los conductores de las cabezas tractoras con las que se llevaban los remolques robados y el resto se dedicaba a cargar y descargar la mercancía.

El botín era puesto de forma inmediata en el mercado, bien en venta directa a conocidos o en mercadillos de distintas poblaciones, según las fuentes de la Guardia Civil.

En el registro a los domicilios de los principales encausados, llevado a cabo el 9 de noviembre, se recuperó gran cantidad de armas de fuego, munición, armas blancas, joyas, lotes de colonia y cosmética, placas identificativas, material audiovisual, 34 palets de mercancía, seis vehículos y dinero en efectivo.

Se calcula que el valor de los géneros recuperados por la Guardia Civil se acerca al millón de euros, explican las mismas fuentes en un comunicado donde informan de que los detenidos no dudaban en hacerse pasar por Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para evitar ser descubiertos.

A los detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, receptación, falsedad documental y blanqueo de capitales.