Cae una banda de jóvenes que robaba en chalets en el noroeste de la Comunidad

Se les acusa de al menos diez robos en Las Rozas, Majadahonda, Torrelodones y Hoyo

Utilizaban el escalo para acceder a los domicilios forzando puertas y ventanas

Se trata de un grupo asentado en Galapagar, cuyas edades comprenden los 17 y los 24 años de edad

madrid

| 24.02.2015 - 11:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha esclarecido una decena de robos con fuerza perpetrados durante los últimos tres meses supuestamente por un grupo de jóvenes, recuperando diversos efectos que ya han sido reconocidos por sus legítimos propietarios.

La investigación se puso en marcha una vez que se tenía conocimiento de un robo con fuerza perpetrado en una vivienda unifamiliar de Las Rozas el pasado mes de octubre, ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en una nota de prensa.

VISTOS POR VARIOS VECINOS

De la toma de manifestación a los vecinos de la urbanización donde se produjo el robo los agentes pudieron determinar que el robo podría haber sido cometido por un grupo de jóvenes que no eran de la urbanización y que fueron vistos por las inmediaciones por varios vecinos.

Paralelamente a estas primeras declaraciones, iniciaron un rastreo en las bases de datos de hechos similares, localizando otros robos y cotejando las manifestaciones de los testigos, logrando determinar que se trataba de un grupo de jóvenes que se desplazaban a zonas que conocían para perpetrar robos, sustrayendo efectos de pequeño tamaño y cometiendo los delitos en breves espacio de tiempo.

Para acceder a las viviendas, que eran unifamiliares, trepaban por los muros exteriores y una vez en el interior forzaban una puerta o ventana. Gracias a la recogida de manifestaciones, los agentes averiguaron que los desplazamientos los realizaban en un vehículo de color oscuro, centrándose todos los esfuerzos en localizar e identificar al propietario del mismo.

Así, lograron identificar a los integrantes de un grupo asentado en Galapagar, cuyas edades comprenden los 17 y los 24 años de edad, y cuyo líder se encargaba de recoger información y seleccionar los puntos donde se perpetrarían los robos. Así mismo una vez se hacían con el botín, que se ocultaba en uno de los domicilios de los integrantes y posteriormente era repartido entre ellos.

A los detenidos se les imputa la comisión de al menos diez robos con fuerza, perpetrados principalmente en las Rozas y Majadahonda, pero también robos cometidos en Torrelodones y Hoyo de Manzanares. Los implicados ya han pasado a disposición judicial y no se descartan nuevas actuaciones e imputaciones de hechos delictivos en los que pudieran estar implicados.