Cae una banda de falsos policías que robaba a turistas

Asaltaban a turistas extranjeros en las inmediaciones de hoteles, aeropuertos y autopistas haciéndose pasar por agentes

Ocho detenidos, de nacionalidad iraní y paquistaní, han ingresado ya en prisión

Se les acusa de, al menos, 21 hechos delictivos en Madrid en los últimos meses

madrid

| 05.12.2016 - 12:14 h
REDACCIÓN

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido en una operación conjunta a ocho personas en la Comunidad de Madrid que simulaban ser agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para robar a turistas extranjeros en las inmediaciones de hoteles, aeropuertos y autopistas. Así lo han detallado los responsables del operativo desarrollado por agentes de la Policía Nacional y del Instituto Armado en una rueda de prensa ofrecida en la que se han pormenorizado los detalles de la desarticulación del grupo criminal de 'Policías Ful', el más activo en la región.

Los agentes se han incautado de seis vehículos que los arrestados utilizaban para cometer los 21 hechos delictivos entre los que se les imputan el robo de dinero en efectivo, así como otros objetos de valor entre los que destacan relojes de alta gama, smartphones y joyas.

Los detenidos, de nacionalidad iraní y pakistaní, se ayudaban de placas falsas de policía y gorras, así como de pegatinas con el logo de 'ESPAÑA' para engañar a las víctimas, a la vez que les solicitaban la documentación y sus carteras con el pretexto de saber si llevaban drogas o billetes falsos. Tras pasar a disposición judicial, todos ellos han ingresado en prisión.

GORRAS, PEGATINAS Y ESCUDOS CON EL LOGO 'ESPAÑA'

La investigación comenzó el pasado mes de junio cuando los agentes de ambos Cuerpos recibían diversas informaciones sobre la existencia de un grupo dedicado a robar a turistas extranjeros en las inmediaciones de aeropuertos, hoteles o autovías.

Concretamente, simulaban ser miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y no dudaban en exhibir placas policiales falsas y gorras o pegatinas con el logo 'ESPAÑA' para engañar a las víctimas. Por todo ello, ambos Cuerpos iniciaron una investigación conjunta y coordinada.

Tras varias gestiones, los agentes comprobaron que se encontraban ante uno de los grupos criminales más activos en la Comunidad en esta especialidad delictiva. Todos los integrantes actuaban de forma itinerante y únicamente se dedicaban a la comisión de hechos delictivos sin ningún tipo de actividad laboral en España.

Tras elegir a las víctimas, los arrestados les seguían a bordo de un vehículo y les daban el alto para que se detuvieran en el arcén. Allí se identificaban como policías y les solicitaban la documentación y sus carteras con el pretexto de saber si llevaban droga o billetes falsos. Una vez en su poder la billetera, les sustraían el dinero en efectivo o les daban un fuerte tirón de cualquier objeto de valor emprendiendo la huida a gran velocidad.

TURISTAS EXTRANJEROS QUE NO DENUNCIAN

Según han señalado los agentes, la investigación ha sido muy compleja, ya que el hecho de que los turistas estén de paso ha hecho que en muchos casos no hayan presentado denuncia, que lo hayan hecho en su país de destino o que incluso vean lo ocurrido como un trámite habitual o normal. Además, los detenidos utilizaban varios vehículos que alternaban para evitar que los investigadores enlazaran los distintos hechos delictivos y que, tras cometer los robos, estacionaban en lugares "seguros" que se encontraban muy retirados de sus domicilios, incluso en otras localidades.

Tras numerosas gestiones, los investigadores identificaban y localizaban a los presuntos autores. El pasado día 22 de noviembre y con el preceptivo mandamiento judicial, los agentes registraban tres viviendas situadas en los municipios madrileños de Parla y Collado Villalba y procedieron a la detención de los ocho integrantes del grupo delictivo.

En los registros se intervinieron 1.000 euros en efectivo, divisas extranjeras, 10 relojes de alta gama, 15 smartphones, joyas así como placas e identificaciones con las que simulaban ser agentes de policía. Además se localizaron seis vehículos que utilizaban para cometer los robos.

Hasta el momento se les imputan 21 hechos delictivos cometidos en la región aunque no se descarta su implicación en numerosos hechos más. Tras pasar a disposición judicial, la autoridad judicial ha decretado su ingreso en prisión.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Madrid de Guardia Civil.

OTRAS DOS OPERACIONES DE LA GUARDIA CIVIL CON 6 DETENIDOS

Asimismo, el subdelegado del Gobierno de la Comunidad, Luis Martínez-Sicluna, ha destacado que "a estas operaciones hay que sumarles otras dos llevadas a cabo por la Guardia Civil que se han saldado con la detención de 6 personas que también se hacían pasar por policías para perpetrar robos a ciudadanos, principalmente de origen marroquí".

Martínez-Sicluna ha explicado que la primera de las operaciones tuvo lugar durante el mes de julio tras la denuncia de un ciudadano magrebí donde comunicaba que había sido objeto de un robo realizado por agentes de la Policía.

Un mes después, los agentes han desmantelado el grupo integrado por dos hemanos mellizos de 36 años de origen ecuatoriano que habían actuado en San Agustín de Guadalix, Valdemoro, Pinto, Buitrago de Lozoya, Madrid y Getafe.

Finalmente, el 26 de agosto tuvo lugar la segunda operación que finalizó con la detención de 4 personas de nacionalidad iraní y pakistaní, con edades comprendidas entre 31 y 45 años. Todos ellos portaban documentación falsa y habitaban en hostales.