Cae un grupo que asaltaba casas en Campo Real con sus dueños dentro

madrid

| 28.05.2013 - Actualizado: 16:58 h
REDACCIÓN

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Arganda del Rey, han detenido a seis personas en el marco de la 'Operación Maestranza', desarticulando un grupo criminal organizado, dedicado principalmente al robo con violencia e intimidación empleando armas de fuego, así como a los robos con fuerza.

La investigación se inicio el pasado día 20 de septiembre de 2012, tras recepcionarse en el Cuartel de la Guardia Civil de Arganda del Rey una denuncia de un ciudadano que manifestó haber sido víctima de un robo en su bar, situado en la localidad madrileña de Orusco de Tajuña.

Según el denunciante, los dos camareros que se encontraban en el establecimiento en ese momento fueron amenazados con una pistola, amordazados de pies y manos y encerrados en los baños, por lo que los autores de los hechos lograron robar el dinero de la caja registradora.

Del análisis realizado por los Agentes del Equipo de Policía Judicial de Arganda del Rey, de las denuncias presentadas en su demarcación, llegaron hasta un mismo patrón de actuación en relación con el modus operandi y con la mayoría de las víctimas elegidas en los domicilios que robaban, personas de avanzada edad.

De las entrevistas con las víctimas y testigos se logró saber que los autores eran entre cuatro y cinco personas, resaltando el dato de que uno de los autores era una persona de color y con el pelo con rastas, aportando varios de ellos datos vitales para la buena consecución del servicio.

La inspección ocular realizada en el lugar de los hechos fue determinante para la imputación de los ahora detenidos, por eso se inició la investigación centrando los esfuerzos en varias personas que residían en la localidad de Campo Real, conocidas por los investigadores, y los cuales estaban siendo investigados por hechos similares.

En el transcurso de la investigación, se observó que estas personas no ejercían actividad laboral alguna, disfrutando alguno de ellos de vehículos de alta gama, además de apreciar gran movilidad geográfica, llegando a desplazarse hasta las provincias de Oviedo y de Badajoz para robar.

Por tales hechos, y cuando se tenía a la totalidad de los encartados identificados, fueron reconocidos fotográficamente por las victimas y testigos de los hechos.

MODUS OPERANDI

El modus operandi consistía en el estudio previo del lugar a robar, siendo las victimas personas de avanzada edad en la mayoría de los casos, según ha explicado el Instituto Armada.

Una vez que decidían el domicilio, los robos los cometían normalmente en horario nocturno. Mientras uno de los autores permanecía en el exterior de la vivienda, para detectar la posible presencia policial, el resto (entre tres y cuatro) entraban forzando alguna puerta o ventana y, tras amenazar a los moradores con armas de fuego (pistolas), los maniataban de pies y manos, sustrayendo básicamente dinero y las joyas.

La fase de explotación de la 'Operación Maestranza' se precipitó al pasado 3 de mayo, ante la sospecha de que varios de los investigados se fugaran hasta Rumanía, después de que uno de ellos hubiera apuñalado a otro de los componentes del grupo por una disputa entre ambos. Se detuvo a tres personas en la localidad de Campo Real, una en Parla, otra en Arganda del Rey y la última días después en la localidad de Badajoz.

Además se ha realizado un registro domiciliario en la localidad de Parla, hallándose diversos elementos de los empleados para la comisión de los delitos investigados. Se estima que el valor final de lo sustraído en los robos asciende a unos 10.000 euros aproximadamente.

A los seis detenidos, varones de origen español y rumano, con edades comprendidas entre los 19 y 25 años, se les imputan tres delitos de robo con violencia e intimidación con arma de fuego, un delito de robo con fuerza en casa habitada, un delito de robo con fuerza en establecimiento publico, un delito de robo con violencia por el procedimiento del tirón, un delito de lesiones graves con arma blanca y otro de pertenencia a grupo criminal.