'Buba', el primer elefante madrileño, celebra su cumpleaños en el Zoo

madrid

| 28.02.2014 - 12:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Buba, la cría de elefante asiático de Zoo Aquarium de Madrid, ha celebrado su primer cumpleaños con una fiesta sorpresa dirigida a los más pequeños.

La celebración coincidió con los preparativos de un Día sin cole, en el que los más pequeños rindieron homenaje al primer bebé elefante nacido en Madrid. Los niños de 4 a 14 años que participaron en la jornada Cuidador por un día elaborando una gran felicitación sorpresa en la pradera de elefantes con algunos de los alimentos favoritos que ha empezado a incluir en su dieta como lactante.

También conocieron de primera mano los detalles más curiosos de su crecimiento. Apareció el pequeño paquidermo en la pradera de elefantes junto a su madre, Samy. Fue entonces cuando Buba descubrió la felicitación sorpresa que los niños le habían preparado con ayuda de sus cuidadores.

Tras cumplir un año, el primer elefante asiático madrileño se ha transformado en un macho travieso que ha adquirido gran habilidad con su trompa como herramienta principal de juegos. Con ella se ayuda a empujar troncos o imitar a su madre en la tarea de coger las ramas de bambú para llevárselas a la boca.

En su primer año de vida, Buba ha alcanzado 1,20 metros y 200 kilos de peso frente a los 90 y los apenas 80 centímetros de altura con los que nació. "A pesar de ser un bebé prematuro, su crecimiento ha sido progresivo y lento gracias a los excelentes cuidados de su madre y de todo el equipo de Zoo Aquarium de Madrid", han explicado sus veterinarios.

En plena etapa de crecimiento, a Buba aún le queda mucho hasta alcanzar las 5-6 toneladas en su edad adulta y completar su desarrollo entre los 15-17 años. Antes, perderá el pelo negro que le cubre la piel y finalizará el proceso de dentición de seis juegos de cuatro molares que reemplazará, por primera vez, a los dos años.