Botella visita El Capricho

Tras recuperar dos conjuntos escultóricos: la Venus de la Alameda y el busto de la duquesa de Osuna

La alcaldesa remarca su compromiso con el patrimonio de Madrid

“El parque El Capricho no necesita ninguna excusa para ser visitado"

madrid

| 09.07.2014 - 14:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid ha recuperado dos conjuntos escultóricos que han sido incorporados al jardín de El Capricho para disfrute de los madrileños y que se enmarca en el compromiso del Consistorio por "devolver al pueblo de Madrid el patrimonio histórico artístico de la ciudad" y garantizar "su recuperación y conservación", según ha expresado este miércoles la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. Concretamente, se trata de la escultura denominada Venus de la Alameda, que ahora preside la rotonda central del Abejero, y la recuperación de los dos conjuntos mitológicos y el busto de la duquesa de Osuna en la zona del parque conocida como La Exedra.

Hasta hoy, tanto el busto de la Duquesa, como las dos esculturas mitológicas de mármol han formado parte de diferentes colecciones privadas hasta que el Ayuntamiento de Madrid las adquirió el 22 de octubre de 2013 por 30.000 euros, después de comprobar que, efectivamente, correspondían al conjunto de La Exedra.

En el caso de la Venus de la Alameda, esculpida por Juan Adán, la pieza original pertenece a la empresaria y coleccionista madrileña Alicia Koplowitz, que en 2013 encargó una réplica exacta de la obra, con el propósito de que ésta pudiera ser admirada en su emplazamiento original, tras la donación realizada al Ayuntamiento de Madrid.

La regidora madrileña ha visitado el jardín acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, y su homólogo en el área de Las Artes, Pedro Corral.

AGRADECIMIENTO A ALICIA KOPLOWITZ

Botella ha querido agradecer en su intervención el "gesto desinteresado" de Alicia Koplowitz dado que gracias a esa cesión "el parque incorpora una pieza de gran valor artístico a su ya rico patrimonio cultural y vegetal".

También ha manifestado las labores "exhaustivas" para limpiar y restaurar los conjuntos mitológicos realizadas por las áreas de Las Artes y Medio Ambiente. "El Ayuntamiento incorpora definitivamente al Capricho las piezas escultóricas fundamentales del conjunto de La Exedra, para que pueda ser contemplado casi en su integridad", ha apostillado la alcaldesa.

Las actuaciones en esta zona, declarada en 1934 jardín histórico y actualmente Bien de Interés Cultural (BIC), Botella ha remarcado los esfuerzos del Consistorio para conservar y mantener este tipo de enclaves de la ciudad, que comprenden una superficie de 304 hectáreas repartidas por seis distritos. De hecho, ha apuntado que a lo largo de 2014 se va a invertir 10,8 millones de euros.

"El regreso de estos dos conjuntos escultóricos al Jardín El Capricho revela el máximo interés del Ayuntamiento por devolver al pueblo de Madrid el patrimonio histórico artístico de la ciudad, y expresa el compromiso municipal por su recuperación y conservación", ha apuntado a continuación.

LABORES DE CONSERVACION

La Exedra es una obra de concepción clásico-romántica que se erigió como monumento conmemorativo dedicado a la Duquesa de Osuna por su nieto y sucesor.

Se trata de un conjunto presidido por el Busto en bronce de la Duquesa de Osuna, atribuido al escultor de cámara y académico José de Tomás, y dos grupos mitológicos de mármol blanco, Hércules y Onfale, y Baco con sátiro.

Para la ejecución de La Exedra, se reutilizó un elemento existente: una antigua fuente con templete fechada en 1796. El conjunto actual fue levantado entre 1837 y 1838, aprovechando el templete. La fuente se sustituyó por el busto de la duquesa sobre pedestal y se añadió una plataforma semicircular escalonada y una serie de esculturas (esfinges, jarrones, leones y grupos mitológicos).

"El parque El Capricho no necesita ninguna excusa para ser visitado. Siempre es un buen momento para sentirlo y disfrutarlo. Pero desde hoy hay nuevos motivos para visitarlo: admirar la impresionante imagen de la Venus de la Alameda, presidiendo la rotonda central del Abejero, y contemplar la recuperación de los dos conjuntos mitológicos y el busto de la duquesa de Osuna en La Exedra", ha concluido Botella.