Botella reúne en Vicálvaro la Junta de Gobierno municipal

Los 26 centros que atienden a menores al salir del colegio recibirán de 2,2 millones

El Ayuntamiento mantiene pero reduce un 10 % el servicio "¡Madrid Avisa!"

madrid

| 11.07.2013 - 14:40 h
REDACCIÓN

La Junta de Gobierno, presidida este jueves desde Vicálvaro por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha aprobado la firma de un convenio con Cruz Roja Española-Asamblea de Madrid para seguir desarrollando el programa denominado Centro de Día Infantil, por el que los 26 centros que atienden a menores al salir del colegio puedan recibir 2,2 millones de euros con los que seguir adelante con la actividad.

Se trata de un dispositivo fundamental para las familias con menos recursos que no pueden cuidar a sus hijos cuando termina la jornada escolar. El coste total del programa para este año es de 2,6 millones de euros, de los que 2,2 millones de euros los financia el Ayuntamiento de la capital.

Los 26 centros atienden a los menores de 16 a 20 horas en los días lectivos mientras que en vacaciones cuentan con el respaldo de las escuela alternativas, en marcha de 9 a 14 horas. Durante la duración del programa una misma plaza puede ser ocupada por más de un menor en distintos periodos de tiempo. En 2012 se beneficiaron de la atención en estos centros 1.614 menores, ayudando a la conciliación de 1.148 familias.

En los centros de día infantiles los niños desarrollan aquellas actividades que realizarían en sus casas al salir del colegio si estuvieran con sus padres, como merendar, hacer los deberes, estudiar, consultar las dudas que les surjan y jugar. Además, los profesionales responsables de estos recursos trasladan del colegio al centro a aquellos menores que lo requieran.

MANTIENE PERO REDUCE EL SERVICIO DE "MADRID AVISA"

El servicio "¡Madrid Avisa!", que el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha en 2010 para que los ciudadanos pudieran informaran de desperfectos por ejemplo en el pavimento o al alumbrado, se mantendrá al menos un año más pero con una reducción de costes del 10%.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha acordado en su reunión de hoy, celebrada excepcionalmente en la Junta de Vicálvaro, un gasto de 2.720.353,20 euros, que es un 10% inferior al del año pasado, ha informado en rueda de prensa l portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez.

El presupuesto ha podido ser reducido en esta prórroga mediante una modificación del contrato porque las inspecciones sobre las redes de riego y el mobiliario urbano ya no serán objeto del mismo después de que el 1 de agosto entre en vigor un nuevo contrato que integra la gestión de ambos servicios.

Gracias a este servicio, cualquier madrileño puede comunicar la existencia de un desperfecto mediante una llamada telefónica o a través de un mensaje de correo electrónico.

Después del aviso, las incidencias de pequeño alcance en la vía pública se abordan en menos de 72 horas, a contar desde el momento en que los servicios de inspección verifican el desperfecto, determinan la urgencia de la reparación y comunican la actuación a los servicios de conservación.

En concreto, tras recibirse el aviso de un ciudadano, la incidencia será comunicada al cuerpo de inspectores, que visitará el lugar y la valorará y clasificará como urgente o no urgente.

Si es considerada urgente se dará la orden de reparación a la empresa de conservación correspondiente, que dispondrá de un plazo máximo de 72 horas para solucionarla.

Cuando los inspectores comprueben que así se ha hecho, el ciudadano sabrá que su aviso ha dado resultado.

El servicio atenderá incidencias que afecten al pavimento, ya sean calzadas o aceras y siempre que sean inferiores a 3 metros cuadrados o al alumbrado público -tramos apagados e incidencias referentes a arquetas, armarios o registros de farola con cables a la vista-.

En el año 2012 se realizaron 185.011 inspecciones en vía pública gracias a las nuevas tecnologías, 35.070 de ellas correspondientes a pavimentos, 18.223 a alumbrado, 7.945 a mobiliario urbano, 5.319 a riego y 118.454 a compañías de servicio.

"¡Madrid Avisa!" atiende a todo el ámbito urbano: 12.000 calles, 51 millones de metros cuadrados de aceras y calzadas y 250.000 puntos de luz.

También se inspeccionan las ocupaciones por obras desarrolladas por otras administraciones públicas en las vías públicas madrileñas (Metro, ADIF, Consorcio Regional de Transportes, etcétera), para lograr una mayor coordinación entre las administraciones.

Para todo ello se cuenta con una plantilla de 70 personas, de las cuales 50 son inspectores.

Todos los agentes implicados se comunican y se coordinan a través de una nueva aplicación informática, desarrollada de forma específica para este servicio.

Además, todos los inspectores cuentan con dispositivos móviles que permiten comunicar en tiempo real los detalles de la incidencia.

En cuanto a los vehículos, "¡Madrid Avisa!" fue el primer servicio municipal de la ciudad de Madrid que cuenta desde su nacimiento con una flota de vehículos 100 por cien ecológica.

De los 58 vehículos que lo integran, 25 son eléctricos, seis híbridos y 27 de combustibles convencionales pero de bajas emisiones contaminantes.