Botella reclama colaboración para "no dejar morir" los mercados municipales

Visita el remodelado Mercado de Alto de Extremadura

Se han invertido 5 millones de euros

madrid

| 22.01.2014 - Actualizado: 19:54 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido este miércoles que para "no dejar morir" los mercados municipales de barrio y "seguir adelante" es necesaria la colaboración entre administraciones y entre el sector público y privado. Así lo ha expuesto la primera edil durante una visita al remodelado Mercado de Alto de Extremadura, en el que la treintena de comercios tradicionales han visto finalizada la puesta al día de las instalaciones gracias a la llegada de una superficie comercial mediana, la empresa Carrefour, en la primera planta.

Botella ha visitado el mercado, acompañada por el delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Pedro Calvo, y el concejal-presidente de Latina, José Manuel Berzal, donde ha recibido las opiniones de algunos comerciantes y usuarios. Incluso ha tenido tiempo de intercambiar opiniones sobre sus nietos con algunos de los presentes.

En el mercado se han invertido 5 millones de euros consiguiendo con la remodelación la creación de 51 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos. Carrefour ha sido la principal inversora de las obras.

La alcaldesa ha destacado que esa colaboración público-privada es "una forma complementaria de cubrir las necesidades de los vecinos", sobre todo tras detectar, años atrás, que la red de mercados municipales había perdido competitividad y necesitaba "reinventarse".

CERCANIA Y FAMILIARIDAD

Invertir en la remodelación de los mercados es, en palabras de Botella, "una oportunidad de futuro transformándolos en nuevas formas comerciales manteniendo la cercanía y la familiaridad". Tampoco se ha olvidado de la "fidelidad" de los clientes: en el Mercado de Alto Extremadura había hoy quien decía que llevaba comprando en él desde hace 36 años.

El Plan de Modernización de los Mercados Municipales nació en 2004 y desde entonces, con la inversión de 48 millones de euros procedentes de los impuestos ciudadanos, se ha optado por esta "inversión prioritaria".

El resultado es una red de mercados tradicionales que se han convertido en "los más modernos y competitivos de Europa", entre los que se encuentran éste del distrito de Latina junto con el de San Antón, Santa María de la Cabeza, Ibiza, Chamartín, Maravillas o San Isidro. Además, son respetuosos con los vecinos, al eliminar barreras arquitectónicas, y con el medio ambiente, ya que el sistema de recogida de basuras ha cambiado en favor de otro "más apropiado".

La viceconsejera de Economía de la Comunidad de Madrid, Eva Piera, ha defendido que la colaboración entre administraciones es "la forma de enfrentarse a la crisis", un modelo que se transmite igualmente al sector público y privado.

Piera ha añadido que la Comunidad ha invertido 26 millones en ocho años en 62 mercados municipales de la región, de los que 26 están ubicados en la capital. Y todo para "generar empleo, que hace mucho falta en España".

Por último, el presidente de Carrefour, Rafael Arias Salgado, ha apostado por la "fecunda" relación entre el sector público y el privado, además de por la "flexibilidad regulatoria en la aplicación de las normas".