Botella garantiza que no habrá despidos en el Ayuntamiento

La Alcaldesa destaca ahorro de 2 millones en sedes y reubicación de 500 empleados

UPyD denuncia que el Ayuntamiento "paga por encima de la media" en hasta una decena de edificios

madrid

| 28.03.2012 - 14:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha garantizado hoy que no habrá despidos de empleados públicos del Ayuntamiento. Lo ha hecho en el Pleno municipal, en respuesta a una pregunta del portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, que ha expresado su sospecha de que sí se pudieran producir esos despidos. "No va a haber despidos, no hay EREs no los va a haber, y esto parece que no les gusta, les hemos cogido con el pie cambiado", ha contestado la alcaldesa al portavoz del PSOE.

Lissavetzky ha mostrado su "preocupación y alarma" por el "ajustazo" que ha aprobado el Gobierno municipal de Botella, que considera consecuencia del "derroche y la desmesura" de la anterior y la actual gestión y cuya mejor demostración es, a su juicio, el Palacio de Cibeles que acoge el nuevo Salón de Plenos. El representante socialista ha pronosticado que el plan de ajuste "va a afectar a los trabajadores" porque "habla de la posibilidad de disminuir los servicios públicos y su calidad", además de "congelar el salario de los funcionarios hasta 2017".

En su opinión, al Gobierno municipal del PP tiene la dificultad de que, "al no reconocer el problema, es muy difícil que lo solucionen"."Ustedes actúan por sobresaltos, nunca por objetivos, ni siquiera por acontecimientos. Ustedes tienen un problema que es una patología administrativa de gestión", ha manifestado Lissavetzky, que ha "suspendido" la gestión del PP en el Ayuntamiento con un "cerito".

Antes, el portavoz de IU, Ángel Pérez, ha acusado al equipo de Botella de practicar una "política antisocial que es subir los precios públicos y bajar los salarios". En sus respuestas a ambos, la alcaldesa ha justificado el plan de ajuste por las consecuencias de las políticas del anterior gobierno socialista, que considera que han tenido un efecto "nefasto" en la economía y han supuesto una "fábrica de crear desempleados"."Las políticas públicas nos han llevado a la situación desastrosa actual y tenemos que cambiarlas", ha declarado.

Botella ha pedido a Lissavetzky que vote hoy afirmativamente el plan de ajuste por "coherencia", ya que en 2010 votó sí en el Pleno el recorte del sueldo de los funcionarios, "desde el 15 % al 1", ha señalado, que impulsó el entonces gobierno del PSOE. La petición ha caído en saco roto porque el portavoz socialista ha contestado con el castizo "va a ser que no".

BOTELLA DESTACA AHORRO DE 2 MILLONES EN SEDES Y REUBICACIÓN DE 500 EMPLEADOS

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha destacado hoy que el Ayuntamiento ahorrará durante este año y el primer semestre de 2013 dos millones de euros en alquileres de sedes municipales, y reubicará a 500 empleados públicos desde sus puestos actuales al Palacio de Cibeles. Botella ha contestado así en el pleno municipal a una pregunta de UPyD sobre la recomendación de aprovechar edificios públicos hecha por el Gobierno central.

La alcaldesa ha explicado que el Ayuntamiento hace "un esfuerzo de ahorro" en este sentido desde 2008 y concretamente en 2009 se ahorraron más de 17 millones, y ha avanzado que "en esa línea se va a continuar".Ha relatado que el Consistorio extinguirá los alquileres "que no sean necesarios para la gestión municipal", con la previsión de disolver once contratos de arrendamiento desde ahora hasta el primer semestre de 2013, lo que supondrá un ahorro de dos millones de euros. Además de iniciará un proceso de renegociación de rentas con los propietarios "para tratar de ajustar aún más los arrendamientos", y se optimizará el espacio de los inmuebles de titularidad municipal.

En este sentido ha relatado que en los próximos días se trasladarán a la sede principal del Ayuntamiento -en el Palacio de Cibeles- 245 empleados municipales, y en una segunda fase, que se completará en tres o cuatro meses, otros 252 trabajadores. Botella ha añadido que también se enajenarán algunos edificios municipales, previa desafectación de los mismos. El Consistorio podrán a la venta la antigua sede de la Gerencia de Urbanismo en la calle Guatemala y el edificio de la antigua Dirección General de Ingeniería Ambiental y Gestión del Agua,

El portavoz de UPyD, David Ortega, ha criticado que mientras la alcaldesa habla de optimización y racionalización, "no es de recibo que algunos alquileres hayan subido de precio del año 2010 al 2012", y ha puesto como ejemplo que por las dependencias municipales de la calle Mayor número 72 se pagan 160.000 euros más, y por las de Álcalá 21 se abonan 60.000 euros más. "Todo esto no es de recibo, no tiene sentido", ha aseverado Ortega, que ha pedido a Botella "más seriedad