Botella fija "a principios de 2015" la reforma de la Plaza de España

Extenderá la bici de Colón a Cuzco

Prostitución: Defiende sancionar al cliente, jamás a la meretriz

La madrileña plaza de España

madrid

| 10.08.2014 - 09:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha fijado para "finales de año o para principios de 2015" el inicio de la reforma de Plaza de España, prevista inicialmente para la próxima legislatura, mientras que el sistema de bici pública se extenderá en una segunda fase hacia el norte de la capital, concretamente desde Colón hasta Cuzco, pasando de 1.500 a 2.000 unidades.

Así lo ha adelantado en una entrevista concedida a Europa Press, donde ha puesto en valor el proyecto de Plaza España, que se sacará adelante con aportaciones privadas. Todo ello después de que la Junta de Gobierno haya aprobado el cambio de catalogación del Edificio España, vendido recientemente, para convertir el edificio en un complejo hotelero de primer orden. En la misma plaza se levantará un hotel de 17 plantas en la finca demolida el pasado año.

Esta remodelación se unirá a la de la Plaza Mayor, cuya primera fase estará finalizada en el primer semestre del año. "Tiene un significado especial por ser un lugar emblemático e importante para el turismo y además supondrá la revitalización de la zona", ha añadido.

Muy cerca de la Plaza de Mayor, otra actuación puesta en valor por la primera edil ha sido la operación Canalejas, que generará "5.000 puestos de trabajo" durante su construcción. "Es una manzana emblemática que lleva un montón de años cerrada y va a suponer una mejora para esa zona", ha declarado para asegurar que la reciente sentencia del Constitucional sobre la Ley de Patrimonio "no va a afectar". "Ya lo ha dicho la Comunidad", ha apostillado. LA VUELTA DE LAS INVERSIONES

La regidora ha defendido la llegada de una nueva época al Ayuntamiento, donde las inversiones vuelven a hacer acto de presencia, en parte gracias también a una política urbanística que favorece el crecimiento y elimina trabas. "Estamos trabajando en la redacción de un nuevo Plan General de Urbanismo en ese sentido", ha añadido.

"La realidad es que hay inversiones, que hay un número importante de inversores que piensan que en Madrid hay tanto seguridad real como jurídica, así como unos servicios muy buenos, unas infraestructuras de transporte buenas, una productividad de la ciudad tanto del aeropuerto como las estaciones del AVE que hace que la ciudad sea atractiva para los inversores", ha expuesto.

Y es que, como ha concretado, el 52 por ciento de la inversión extranjera que llega a España viene a Madrid y el 13 por ciento de las empresas de nueva creación se producen en la ciudad. "Esto son síntomas de un interés que está unido a unas condiciones objetivas que existen en Madrid. La ciudad es atractiva para vivir e invertir", ha manifestado tras destacar los buenos datos del turismo. "El interanual ha batido records", ha recordado.

Todo, en su conjunto, son "síntomas" de recuperación, que se plasma en la caída del paro. "Creo que estamos poniendo los cimientos y todas las reformas que se están haciendo están contribuyendo a eso", ha defendido después de apuntar que en Cibeles han conseguido "ajustar las cuentas y volver a invertir, además de anunciar una disminución de impuestos".

Mientras que proyectos como los de la Plaza Mayor o Plaza de España salen adelante, otros, heredados de los mandatos de Alberto Ruiz-Gallardón, han quedado en el aire durante años, como el Centro Internacional de Convenciones, reconvertido ahora en un gran agujero a la espalda de las Cuatro Torres.

"Estamos trabajando constantemente en ello. Vienen inversores interesándose por estas inversiones en Madrid pero son operaciones muy complicadas y que requieren un tiempo. Vamos a ver si hay algo que se plasma antes de que termine la legislatura", ha lanzado.

Preguntada por su propuesta de sacar las manifestaciones del centro de Madrid, la primera edil ha defendido que hay que buscar, de manera conjunta con Delegación de Gobierno, la forma de "entorpecer lo menos posible la vida de los madrileños". Ya se está "trabajando de manera conjunta con la Delegación de Gobierno" y ha opinado que se "está haciendo un buen trabajo" porque la colaboración entre administraciones "es siempre buena".

MODELO SUECO PARA COMBATIR LA PROSTITUCION

En otro orden de cosas, la regidora ha sido preguntada sobre su postura ante la prostitución y si, como confesó la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, en una entrevista, había cambiado su visión. Botella ha sido contundente: "Nunca he cambiado de idea".

"Fui la primera persona en el Ayuntamiento de Madrid, hace ya once años, que dijo que las víctimas de prostitución, en su gran mayoría, eran traficadas. Eso es una realidad que está demostrada", ha recordado. Ella fue la impulsora de trasladar el 'modelo sueco' a Madrid, que pasa por "multar al cliente y proteger a la víctima de la prostitución".

La alcaldesa no se ha mostrado nunca tibia en lo que a prostitución se refiere, sobre todo, como remarca cada vez que tiene ocasión, tratándose de "lo que mueve más dinero en el mundo después del tráfico de drogas". Este planteamiento tiene su translación en la Ley de Seguridad Ciudadana, que "multa al cliente y no a la mujer".

"Hay que ir a por el proxeneta y a por esas bandas que traen a mujeres de los países más pobres del mundo con la promesa de una vida mejor y cuando llegan se encuentran en la mayoría de los casos sin identificación, sin poderse mover y en semiesclavitud", ha afirmado tajante.