Botella, "en principio de acuerdo" con la dación en pago

(Archivo)

madrid

| 19.11.2012 - 14:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha declarado hoy "en principio de acuerdo" con la dación en pago para casos de impago hipotecario aunque ha subrayado su apoyo a las primeras medidas aprobadas por el Gobierno para evitar los desahucios de las personas más desfavorecidas.

En rueda de prensa tras la reunión extraordinaria de su Gobierno que ha aprobado el proyecto de presupuestos para 2013, la alcaldesa ha advertido de que para establecer la dación en pago sería necesario modificar la ley y, como eso supone un procedimiento "que lleva su tiempo", ha defendido las medidas urgentes aprobadas por el gobierno de Mariano Rajoy.

"Me parece muy bien que el Gobierno se reuniera con la oposición para buscar una medida rápida antes de proceder, en el caso de que se llegue a proceder, a modificar la ley", ha declarado.

A su juicio, lo "realmente importante" en este momento "es que el Gobierno haya tomado unas medidas urgentes para aquellos que están en una situación difícil", que haya aprobado unas "medidas rápidas para paliar los efectos devastadores que está teniendo la crisis en algunas personas" que pueden perder su casa.

En su opinión, medidas como estas "ponen de manifiesto que es un Gobierno que se preocupa de los que más lo necesitan".

Por otra parte, Botella ha indicado que "próximamente" se entregarán las 200 viviendas municipales en alquiler barato para familias desahuciadas que anunció en su discurso en el debate sobre el estado de la ciudad del pasado 8 de junio.

Según dijo entonces, serían 200 pisos de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo que se pondrán a disposición de entidades sin ánimo de lucro para que los cedan a familias desahuciadas de sus casas o en riesgo de exclusión social mediante alquileres baratos.

Estos pisos serán alquilados con un precio de 3 euros el metro cuadrado con un límite de 200 euros por vivienda, dijo Botella, que precisó que irán destinados "especialmente a familias con todos sus miembros en desempleo y personas a su cargo, mujeres u hombres con menores a su cargo y personas solas que hayan agotado todas sus prestaciones por desempleo".

También a "aquellas otras personas o familias que los servicios sociales municipales determinen por estar en situación o riesgo de exclusión".