Botella anuncia un plan de choque para recuperar el turismo en Madrid

Dice que la caída de las operaciones en Barajas es una de las causas fundamentales de la bajada de visitantes en agosto

Más del más del 50% del turismo de la capital es nacional

Madrid sigue siendo la cuarta ciudad del mundo en cuanto al turismo de congresos

La Comunidad elaborará un plan de turismo para potenciar un "destino turístico más atractivo"

madrid

| 24.09.2013 - Actualizado: 17:19 h
REDACCIÓN

Ayuntamiento de la capital, Comunidad, gobierno de la Nación y empresas del sector trabajan ya en un plan de choque conjunto contra la caída del del turismo en la región. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha indicado que ha hablado con los responsables de los ministerios de Turismo y Fomento, de la Comunidad de Madrid y todos los sectores que representan el turismo para establecer un "plan de choque" conjunto para recuperar la afluencia de visitantes a la ciudad.

Este "plan de choque", ha proseguido, se centrará en los países cercanos, pero también buscará "nuevos mercados".

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, mantuvo ayer una reunión con la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio de Madrid, encabezada por su presidente, Arturo Fernández.

En 2002, llegaron a la región casi 3.378.234 turistas.En 2006, medio millón de turistas más: 3.920.703 . Tres años más tarde, eN 2009, registramos nuestro mejor dato: 4.896.000 turistas, cifra que comenzó a caer en 2010. En 2012, fueron 4.494.488 turistasy en 2013 cuando visitaron la Comunidad un 22% menos de turistas que el año pasado: 2.761.282.

CAIDA DE OPERACIONES EN BARAJAS

Botella ha considerado que la caída de las operaciones en el aeropuerto de Barajas es una de las causas fundamentales de la caída de visitantes en agosto y ha destacado que la bajada de agosto se ha producido tras muchos años de subidas de hasta dos dígitos.

Tras un acto con vecinos en el distrito de Retiro, la alcaldesa de Madrid ha destacado que la administración puede hacer "promoción" de la ciudad, pero que esta no sirve si la gente no tiene "un medio de venir".

También ha resaltado que la presencia de las aerolíneas de bajo coste es "fundamental" para el sector turístico, en alusión a la necesidad de que se rebajen las tasas aeroportuarias en el aeropuerto madrileño para evitar la fuga de actividad a otros, principalmente a Barcelona.

Botella ha recordado que Madrid sigue siendo la cuarta ciudad del mundo en cuanto al turismo de congresos y ha destacado que más del más del 50 % del turismo de la capital es nacional, por lo que una vez superada la crisis la afluencia de los turistas españoles se recuperará.

Botella ha abogado por encontrar una solución "entre todos" para que mejoren las posibilidades de que ciudadanos de otros lugares visiten Madrid y una "política nacional" para el aeropuerto de Baraja, que es "el aeropuerto de la capital de España", y en concreto la T4.

TRABAJO CONJUNTO

Tambien el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado este martes que el Gobierno regional está trabajando para elaborar un plan de turismo cuya finalidad es potenciar la promoción turística de Madrid y convertirlo en "un destino más atractivo que el actual" en todos los sitios.

González ha coincidido en que el descenso del turismo en la región está relacionado con la crisis y el Aeropuerto de Barajas, "que es especialmente significativo porque supone una parte muy importante del PIB y la actividad económica" de Madrid y es un "lugar estratégico".

González ha mantenido reuniones con la ministra de Fomento, Ana Pastor, y con los presidentes de AENA e Iberia, al tiempo que ha mantenido conversaciones con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para trabajar conjuntamente en mejorar los datos turísticos. "Realmente hay un problema que hay que ir mejorando. Hay que solventar los problemas internos de Iberia, sus conflictos, algo que es absolutamente indispensable; mejorar la política de tasas que afecta a Barajas y que tiene que ver con que muchas líneas de bajo coste hayan salido de allí", ha señalado.

González ha destacado que Madrid tiene "competencias colaterales" en este tema y ha asegurado que está trabajando "conjuntamente" en "corregir" esas deficiencias.

LOS GRUPOS MUNICIPALES: BARAJAS Y ALGO MAS

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, PSOE, IU y UPyD, coinciden con el Gobierno municipal en que la situación actual del aeropuerto de Barajas presenta problemas que repercuten en la caída del turismo pero no comparten que las manifestaciones hayan tenido su parte de culpa.

El portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha descrito como "un punto clave" la subida de las tasas aeroportuarias, que a su juicio "han supuesto un maltrato" a las líneas de bajo coste aunque tiene "fácil arreglo". Ha dicho también que existe una "iberiadependencia" con la T4 que ha hecho que Madrid se quede atrás respecto al aeropuerto barcelonés de El Prat y ha comentado que "seria bueno" que la alcaldesa pidiera "a sus amigos de Fomento" que aceleraran la conectividad del AVE con Barajas.

Lissavetzky ha criticado que mientras estos problemas crecían "lo único que ha hecho el ayuntamiento es cambiar los nombres y sustituir el Patronato de Turismo de toda la vida por el Madrid Visitor & Convention Bureau y luego por Madrid destino, ocio, arte y no se qué".

A su vez, el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez, ha opinado que "no hay ninguna razón en especial" para la caída del turismo y que "los problemas del aeropuerto de Barajas están identificados, se saben las causas y solo falta la voluntad política para abordarlas". "Madrid tiene condiciones, tiene absolutamente de todo, lo que hay que hacer es no estropearlo y facilitar el acceso", ha opinado Pérez, que ha negado la influencia de las manifestaciones.

Por su parte, el portavoz de UPyD, David Ortega, ha dicho no saber "si el aeropuerto tiene todas las culpas", porque "normalmente no hay una sola causa". Ortega ha apuntado algunas otras razones, entre ellas que "Madrid no está muy bien valorada en cuestión de seguridad", no está limpia y "no está en el circuito de las ferias internacionales".