Botella: “SAMUR, el mejor servicio de emergencias extrahospitalarias del mundo”

SAMUR-Protección Civil atendió 299 paradas cardíacas consiguiendo reanimar al 57%

La alcaldesa ha destacado que los profesionales del SAMUR "pueden decir con orgullo que salvan vidas"

Sanitarios y pacientes comparten una jornada de emociones en presencia de la Alcaldesa

madrid

| 26.02.2014 - 13:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa Ana Botella ha asistado a la presentación de los procedimientos y resultados de las asistencias por parada cardiorrespiratoria en la vía y lugares públicos de Madrid de SAMUR-Protección Civil. En 2013, el servicio de emergencias municipal atendió 299 paradas cardíacas, entre traumáticas y médicas, consiguiendo en el 57% de los casos reanimar a los pacientes, trasladándolos al hospital.

Al final, un 19,06% de los 299 pacientes, esto es, 57 pacientes, consiguieron sobrevivir sin secuelas neurológicas de importancia.

Estos buenos resultados se han podido extrapolar al resto de las patologías críticas, donde SAMUR obtuvo en 2013 uno de los mejores logros de su historia: una supervivencia a los 7 días del 82,8% de los pacientes críticos.

"Por todo ello -ha señalado Ana Botella- podemos ofrecer unos datos a los que aspiran todos los servicios de emergencia del mundo y felicitarnos por disponer del servicio de emergencias extrahospitalarias mejor del mundo, que tiene un tiempo de respuesta de 8 minutos y 45 segundos de media"

En el acto también se ha contado con la presencia de personas a las que el SAMUR realizó en su día maniobras de reanimación en la vía pública y devolvió a la vida, así como con miembros y voluntarios de este servicio municipal que han intervenido en asistencias cardiorrespiratorias.

En este sentido, la alcaldesa ha destacado que los profesionales del SAMUR "pueden decir con orgullo que salvan vidas, pero lo dicen con la humildad y la sencillez de quien sólo busca hacer bien su trabajo".

El SAMUR se creó en 1991 y hoy la práctica totalidad de las personas que sufren un episodio coronario agudo en la vía pública de nuestra ciudad son atendidas por una de sus unidades.

CADENA DE SUPERVIVENCIA

En la actualidad, cuando todos los ciudadanos de Madrid consideran el SAMUR como un elemento intrínseco de su ciudad, hay que recordar el enorme trabajo que este servicio desarrolla cada día y la compleja organización que hace posible alcanzar los resultados que se han presentado, vinculados a un conjunto de factores agrupados en lo que se denomina "la cadena de la supervivencia" y que consta de cinco eslabones.

El primero de ellos es la llamada inmediata a los servicios de emergencia. Después, es fundamental a la hora de aumentar la supervivencia el hecho de que la parada cardiaca se produzca en sitios públicos, pues la existencia de un testigo capaz de realizar una maniobra de RCP (resucitación cardio pulmonar) duplica la posibilidad de supervivencia.

SAMUR-Protección Civil trabaja decididamente para fortalecer este segundo eslabón; así, más de 45.000 ciudadanos recibieron capacitación durante el año 2013, muchos de los cuales, por su condición de policías municipales y miembros de otros cuerpos de seguridad, suelen ser los primeros en llegar al lugar del suceso.

Asimismo, la bibliografía científica coincide al considerar que el tiempo de respuesta y el momento de la desfibrilación son los hitos más importantes vinculados a la supervivencia. SAMUR garantiza un tiempo de respuesta inferior a 9,5 minutos y una aplicación precoz de la desfibrilación por personal entrenado y experimentado.

Éste es el tercer eslabón de la cadena de la vida, el cual se refuerza con la puesta en marcha de programas monitorizados de instalación de desfibriladores en lugares públicos, por los que el Ayuntamiento de Madrid viene apostando hace años.

El cuarto eslabón lo constituye el proceso asistencial especializado realizado por el SAMUR, el cual consigue estabilizar al paciente hasta su ingreso en la unidad hospitalaria. De ahí la necesidad de contar con una preparación excelente de todos sus efectivos, caso del SAMUR-Protección Civil, donde todos los médicos, enfermeros y técnicos están acreditados por la Asociación Americana del Corazón en técnicas de resucitación, acreditación que mantienen con cursos de reciclaje anuales desde hace diez años.

El quinto y último eslabón de la cadena de la vida lo constituyen los cuidados hospitalarios y su vinculación con los servicios extrahospitalarios. En este sentido, la iniciativa adoptada por SAMUR de instalar en todas las unidades de urgencias de los Hospitales de Madrid un terminal de radio similar al usado por sus unidades permite transmitir el preaviso durante la asistencia y el traslado, garantizando la rapidez de la atención en el hospital a la llegada del paciente.