Boamistura cambia la imagen al Mercado de la Cebada

madrid

| 13.10.2013 - 15:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Mercado de la Cebada, uno de los edificios más emblemáticos del barrio madrileño de Latina, se llenará de colores y de optimismo con el mural de casi 6.000 metros cuadrados que está realizando el grupo artístico Boamistura, una de las mayores obras de arte urbano del mundo.

Colores, iconos, palabras, y dibujos se plasmarán en la fachada de este mercado histórico, que fue inaugurado por el Rey Alfonso XII en 1875, donde aparecerán elementos orgánicos (agua, carne, viento o ladrillo) buscando una mayor riqueza visual, más fresca y divertida, según sus creadores.

El resultado, que estará listo el próximo miércoles, 16 de octubre, es un "collage" a imagen del mercado y su barrio, en el que las llamativas cúpulas del mercado serán pieza fundamental de la intervención,.

LOS CREADORES ESPERAN CONSEGUIR UN IMPACTO IMPORTANTE

A cada cúpula se le dará un tratamiento propio según su "personalidad", han indicado los creadores de Bosmistura, que esperan conseguir un impacto importante sobre el paisaje que se verá desde la calle y también en los tejados, bares y terrazas de La Latina, donde se reproducirán efectos de iluminación, colores y matices.

Las cúpulas se pintarán de colores distintos (rojo, verde, azul, amarillo, naranja y morado) en recuerdo de los productos y alimentos que se pueden encontrar en el interior del mercado, y servirán de soporte para la palabra "color", escrita en blanco mediante anamorfosis.

Esta técnica en perspectiva consiste en utilizar el arte para forzar al observador a un determinado punto de vista desde el cual el elemento cobra una forma proporcionada y clara.

En este caso, sólo desde un punto concreto, en una de las cúpulas, se puede leer la palabra "color" mientras que desde el resto se aprecia una composición abstracta de planos blancos sobre las cúpulas de colores.

En la decoración del mercado se han empleado 2.000 kilos de pintura, 40 rodillos extensibles y unas mil horas de trabajo por parte de un equipo de 15 personas.

El Mercado de La Cebada se derribó en 1956 para ser de nuevo levantado dos años después y durante décadas se le consideró uno de los más importantes de la capital, hasta que a comienzos del siglo XXI comenzó su decadencia para, finalmente, decretarse su derribo el año 2009.

Ahora el mercado inicia una nueva etapa remozando su fachada con un proyecto que aportará una nueva imagen al exterior y al interior del edificio, donde habrá un espacio abierto al público dedicado a las diferentes expresiones del optimismo.

La plataforma MyMayorCompany y la Liga de los Optimistas Pragmáticos se encargarán de aportar contenidos y actividades para llenar de optimismo el interior del mercado.