Boadilla denuncia el cierre de los caminos públicos en la finca Monte Romanillos

Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Telemadrid)

madrid

| 08.04.2013 - 23:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha presentado ante el Juzgado de Instrucción de Móstoles una denuncia contra la mercantil Romanillos, S.A y su representante legal por el cierre de caminos ubicados en la finca "Monte Romanillos", que son de uso público y titularidad municipal.

En concreto, se trata del Camino de Romanillos a Brunete, el Camino de la Vega, el Camino de Romanillos a Villanueva de la Cañada , el Camino del Huerto y el Camino de Madrid a Romanillos, ha informado el Consistorio en un comunicado.

Desde el pasado 22 de marzo, y después de que fueran retirados por terceros los carteles de 'Camino público' que el Ayuntamiento había colocado días antes, "los propietarios de la finca están impidiendo el paso a cualquier persona", han asegurado desde el Consistorio de Boadilla.

Agentes de la Policía Local acudieron el pasado 3 de abril, a instancias del Ayuntamiento y por denuncias de particulares, a comprobar cuál era la situación y constataron que los carteles que acreditaban la condición de camino público habían sido retirados e instalados otros en los que se prohíbe el paso apelando a que se trata de una propiedad privada. Igualmente, se había colocado una cadena con candado en las puertas de los accesos a esta zona del monte.

El Ayuntamiento hace constar en su denuncia ante el Juzgado que se está impidiendo a los ciudadanos circular "libremente" por una zona por la que está legalmente permitido y que los dueños de la finca "persisten en su actitud meses después de que el Consistorio les hubiera instado en reiteradas ocasiones a cumplir con la legalidad".

El Gobierno local ha dicho que, además de cerrar de forma ilegal los caminos, los propietarios han alterado las lindes al colocar un cerramiento físico de tipo "malla cinegética" sin respetar los mojones originales que señalan los terrenos de titularidad municipal, "incumpliendo de manera manifiesta las condiciones que marcaba la licencia de vallado concedida por el Ayuntamiento".

En este sentido, desde el Consistorio se ha incoado una orden de ejecución para que las actuaciones realizadas en la finca Romanillos se ajusten estrictamente al contenido de la licencia otorgada.