Boadilla contará con el primer badén inteligente de velocidad

En la Avenida del Infante Don Luis

Baden en Boadilla del Monte

madrid

| 29.10.2014 - 18:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La avenida del Infante Don Luis de Boadilla del Monte contará con el primer badén inteligente de velocidad de la localidad, ha informado la empresa Badennova en un comunicado. Tras las investigaciones y el desarrollo llevado a cabo desde la puesta en marcha de la empresa en 2009, el primero de estos badenes destinados para tráfico intenso y en espacios abiertos ya está instalado en la localidad.

El recorrido del badén ha sido una larga tarea en la que se ha involucrado la investigación no sólo del líquido no newtoniano, ya que el desarrollo óptimo del mismo se logró hace cinco años, sino que ha sido necesario investigar en los materiales de recubrimiento y protección del sistema para que soporte los golpes y los cambios de temperatura, así como la acción de los rayos del sol.

Para ello, se ha recurrido a varias empresas, tanto españolas como internacionales, hasta lograr los altos estándares necesarios para la elaboración del BIV. A la presentación de esta pionera medida de seguridad vial han acudido el gerente de la empresa Badennova e inventor del BIV, José Antonio Aguilera, y el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol.

El gerente de Badennova ha destacado que éste es el primer badén para tráfico intenso tras haberse conseguido finalizar el badén para parking e interiores. "Esta instalación es pionera ya que es el primer Badén Inteligente de Velocidad (BIV) que se instala en toda España", ha señalado Aguilera.

Por su parte, el alcalde de Boadilla del Monte ha resaltado que "Boadilla del Monte apuesta por el desarrollo de la empresa Badennova para solucionar el problema de la congestión del tráfico".

El Badén Inteligente de Velocidad instalado hoy viene a servir como un limitador de velocidad en calles o carreteras de tráfico intenso. Con este dispositivo se premia a los conductores que respetan los límites al resultar apenas perceptible para ellos mientras que los que no cumplan con la velocidad lo percibirán como un badén normal.

Para lograr este objetivo, el BIV contiene en su interior un líquido no newtoniano cuya función es mantenerse fluido cuando es alcanzado a velocidades bajas y hacerse sólido cuando la fuerza es mayor. El líquido se puede formular para que actúe a diferentes velocidades, siendo el instalado preparado para que reaccione a 30 kilómetros por hora.

El BIV está compuesto por una membrana protectora en la que se alberga un líquido no newtoniano, y un revestimiento de alta resistencia que soporta tanto el peso como los golpes que puede recibir en el tránsito de vehículos y personas. Los materiales no son tóxicos ni contaminantes y son respetuosos con el medio ambiente, y están diseñados para soportar vehículos pesados y los cambios de temperatura.

Son muchos los municipios interesados en la instalación del BIV, pero ha sido Boadilla del Monte el lugar escogido para la instalación del primer Badén Inteligente de Velocidad de Tráfico Intenso, destinado a zonas de tránsito de todo tipo de vehículos a más velocidad al aire libre.

Con este badén, Boadilla de Monte apuesta por la seguridad vial y la iniciativa de premiar a los buenos conductores, que no tendrán que soportar los molestos obstáculos, mientras se sigue castigando a quienes incumplen la normativa.

VENTAJAS

El BIV presenta numerosas ventajas en comparación con el badén actual, ya que al evitar el obstáculo si circulas a la velocidad permitida:

- Se reduce la posibilidad de accidentes de tráfico ante la frenada brusca al aproximarse a un badén y evitar así la colisión entre vehículos.

- Se evitan lesiones en la espalda ocasionadas por los bruscos saltos y los numerosos cambios de altura de la vía por la que se circula.

- Se disminuyen los daños ocasionados en el vehículo tanto en amortiguación como en piezas mecánicas ya que no sufriría ningún impacto.

- Se reduce la contaminación ambiental ya que se evitarían las frenadas bruscas y la posterior aceleración produciendo así una menor emisión de CO2, ya que se mantiene la misma velocidad en la vía.

- Se minimiza la contaminación acústica al disminuir el ruido de frenada previo a un badén actual.