Baraka compra el Edificio España a Wanda y se lo vende a la cadena hotelera Riu

Wanda y Baraka cierran la venta del Edificio España por 272 millones de euros

Riu instalará allíel primer hotel en España de su línea urbana "Riu Plaza"

Baraka se hará cargo de la zona comercial del edificio, donde se instalarán unos grandes almacenes

El Ayuntamiento señala que las obras del Edificio España "podrían empezar hoy"

madrid

| 01.06.2017 - 13:05 h
REDACCIÓN

El grupo empresarial Wanda ha cerrado este jueves de forma definitiva la venta del edificio España al grupo inmobiliario Baraka por 272 millones de euros. Baraka, a su vez, ha llegado a un acuerdo con la cadena hotelera Riu que tomará el cien por cien de la propiedad del Edificio España (Madrid), donde instalará el primer hotel en España de su línea urbana Riu Plaza, ha informado la empresa hotelera. Por su parte, Baraka se hará cargo de la zona comercial del edificio, donde se instalarán unos grandes almacenes.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha mostrado su satisfacción por la "resolución definitiva" de la venta del Edificio España y ha dicho que las obras de consolidación "podrían empezar hoy mismo" porque la licencia está en vigor.

Riu invertirá entre 380 y 400 millones de euros en la compra del edificio y en la reforma necesaria para instalar el primer hotel en España de su línea urbana Riu Plaza, han explicado fuentes de la cadena.

Según ha informado la consultora inmobiliaria JLL, de este modo se concluye un proceso de varios meses. Este traspaso de la escritura del Edificio España se ha retrasado debido a que el anterior propietario, el grupo Wanda, no presentó las cuentas del ejercicio fiscal de 2016 a finales de marzo, cuando estaba prevista la venta.

Entonces fue "imposible" el otorgamiento de la escritura pública de compraventa por parte de la vendedora, el Grupo Wanda, por no haber formulado, aprobado y presentado las cuentas del ejercicio fiscal correspondiente a 2016, tal y como establece el artículo 253.1 del Real Decreto Legislativo 1/2010.

"Felicitarnos de la resolución definitiva del caso del Edificio España, podemos decir por el momento", ha ironizado Calvo en la rueda de prensa, en referencia a los múltiples giros que ha dado la situación del emblemático inmueble del centro de Madrid después de que el Ayuntamiento no aprobase el proyecto del grupo chino Wanda para 'desmontar' el edificio y reconstruirlo de nuevo.

Según Calvo "se preveía" "que e lo largo del mes de junio empezaran las actuaciones de consolidación y en septiembre u octubre cerrar la licencia de remodelación de la parte del hotel, que tiene que ver con la Agencia de Actividades y se está tramitando".

Fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible explicaron que el nuevo comprador, Riu, se subrogará el equipo de arquitectos que han trabajado en el proyecto para Baraka, y que, en lo que respecta a la parte comercial, donde sí permanecerá la empresa de Trinitario Casanova como inquilina, bastará con una declaración responsable por su parte para que inicie su actividad.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, visitó el pasado 7 de marzo el edificio junto al presidente del grupo Baraka, Trinitario Casanova, donde se anunció que el inmueble se convertirá en un hotel lo más parecido posible al primigenio cuando finalicen las obras que según las previsiones iniciales acabarían en dos años.

En aquél momento, se informó de que el edificio albergaría un hotel del grupo Riu con dos piscinas y un restaurante en la última planta, además de una galería comercial.

El futuro hotel Riu Plaza ocupará 24 plantas del Edificio España, que tiene 27 alturas, mientras que el resto se destinarán a uso comercial; sumará aproximadamente 650 habitaciones y tendrá una categoría de 4 estrellas. El hotel tendrá también un espacio de más de 1.800 metros cuadrados destinados a eventos, lo cual incluye una sala diáfana de 1.500 metros cuadrados y una altura de 6 metros, que se convertirá en un espacio único en el centro de Madrid.

También contará con dos restaurantes, una piscina en la azotea, planta en la que también se encuentra el Sky Bar y espacio adicional para eventos que suman más de 900 metros cuadrados.

Trinitario Casanova se hará cargo de la zona comercial de 15.000 metros cuadrados donde se instalarán unos grandes almacenes.