Baja la delincuencia en Lavapiés tras la puesta en marcha del operativo especial de seguridad

madrid

| 12.12.2012 - 18:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La delincuencia en el madrileño barrio de Lavapiés ha disminuido desde la puesta en marcha a mitad de este año de un plan de seguridad coordinado, tal y como recoge el Plan Integral de Mejora de la Seguridad y la Convivencia del barrio que ha firmado la Delegación del Gobierno, la Comunidad, Ayuntamiento de Madrid y entidades vecinales y comerciantes de la zona.

En materia de seguridad, desde hacía bastante meses la Comisaría del distrito Centro había detectado incidentes protagonizados por grupos antisistema "que dificultan la intervención policial y ponen en riesgo la seguridad ciudadana de toda la zona".

"Estos hechos consistían en intentar alterar las intervenciones policiales, sobre todo las derivadas del tráfico de drogas, llevadas a cabo por ciudadanos de raza negra, y enmascararlas como represión contra inmigrantes. Utilizan esta propaganda para desprestigiar y denigrar a la Policía, convirtiendo sus actuaciones cotidianas en problemas de orden público", añade.

Así, el informe relata que ha habido agentes lesiones y que estos hechos fueron incrementándose en el verano de 2011, "auspiciado por el 15M". Por ello, en mayo de este año comenzó a desarrollarse el 'Plan de Actuación para el Barrio de Lavapiés' por parte de la Jefatura de la Policía. Se inició con un aumento de la presencia policial permanente y en junio continuó con un dispositivo conjunto con la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, que continúa vigente actualmente.

Este dispositivo pretende aumentar la confianza de los vecinos y comerciantes en la Policía y reducir la inseguridad, "que se había incrementado ligeramente".

Según los datos aportados por la Policía, gracias a este Plan de Actuación se ha reducido "hasta resultar un dato anecdótico" los problemas de orden público, ya que no se ha producido ningún incidentes relevante en los últimos meses. Precisamente, se ha pasado de 9 detenidos por este tipo de hechos en mayo, a uno los meses de julio y julio.

No obstante, la Policía destaca que la tasa de criminalidad en Lavapiés está por debajo de la media del distrito. Los tipos delictivos con más incidencia son los robos con violencia, intimidación, fuerza en domicilios y establecimientos, los hurtos y aquellos relacionados con el ocio nocturno como lesiones, amenazas y tráfico y consumo de drogas.

En cuanto a detenciones en el barrio, cuya evolución se califica de "satisfactoria", se registraron algo más de 85 en agosto y 90 en julio, frente a las de 135 en junio y unas 130 en mayo. La mayoría de los arrestos son referentes a la Extranjería, seguidos de reclamaciones judiciales y tráfico de estupefacientes. En el segundo cuatrimestre de este año hubo 58 detenciones en el barrio por delitos contra la salud pública.

Respecto a este último ilícito la Policía ha detectado que determinados grupos de subsaharianos se han especializado en la venta de marihuana, mientras que el hachís es mercancía de magrebíes. La venta se realiza en la plaza de Lavapiés y la de La Corrala, algún comercio o en las bocas de Metro. Unos venden, otros vigilan y otros reciben el dinero. Frente a ello, la respuesta de la Policía ha sido "muy satisfactoria".

Por otra parte, en materia de violencia de género, en marzo hubo siete denuncias, en abril tres, en mayor cinco, en junio 16, en julio ocho y volvió a repuntar algo en agosto con 12 denuncias. No obstante, no existe un índice que sea superior barrios del distrito, ya que representan el 23,3 por ciento. En este sentido, hay 24 mujeres con orden de protección sobre violencia de género.

LOS OBJETIVOS DEL PLAN

El Plan firmado ayer pretende, en esta materia, disminuir la sensación de inseguridad y la criminalidad del barrio, aumentar los canales de información con los vecinos y centros escolares, mejorar la imagen de la Policía, colaborar con la Policía Municipal, continuar con la presencia policial permanente en la zona, intentar recuperar los puntos neurálgicos para la convivencia en el barrio, prevenir los robos con violencia, intimidación y los delitos relacionados con el ocio.

Otro de los objetivos importantes es insistir es mantener las actuaciones frente a los delitos contra la salud pública, continuar el dispositivo establecido para hacer frente a cualquier incidencia de orden público, elaborar los correspondientes estudios sobre delincuentes habituales de la zona y ejecutar el Plan para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar y el Plan Mayor, entre otros.

Por su parte, la Policía Municipal cuenta con un Plan Especial del barrio de Lavapiés, que se puso en marcha a finales de julio, que tiene como misión reforzar el espacio de convivencia y aumentar con su presencia la percepción subjetiva de seguridad.

El Plan Especial de la Policía Municipal reforzará los dispositivos diarios habituales con mayor número de horas de patrullaje, así como los que se programan en días festivos y en el entorno del Rastro, que se realizan desde hace años. Además, tiene previsto realizar próximamente, en colaboración con los vecinos, charlas sobre la normativa y ordenanzas municipales en el ámbito del comercio, venta ambulante y medio ambiente.