Azca se prepara para la llegada de 100.000 m2 de oficinas en año y medio

Es el caso de la rehabilitación integral de Torre Europa que está acometiendo el grupo Infinorsa

Torre Europa

madrid

| 16.10.2016 - 11:34 h
REDACCIÓN
Más sobre: AzcaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El corazón financiero de Madrid se prepara para una revolución: La llegada de cerca de 100.000 metros cuadrados de superficie de calidad de oficinas que desembarcarán en Azca en un plazo de año y medio gracias al cambio de imagen que están experimentando algunos de sus edificios más emblemáticos.

Es el caso de la rehabilitación integral de Torre Europa que está acometiendo el grupo Infinorsa tras la salida de KPMG, los trabajos de mejora de la conocida como Torre Negra y que hasta el pasado año albergaba la sede del BBVA.

También el cambio de imagen que afronta Torre Ederra (Castellana, 77) tras la reciente compra por parte de Gmp.

Aunque se trata de la irrupción de mucho espacio nuevo que no se sabe cómo va a impactar en la zona de Nuevos Ministerios, el director general de la División de Inversiones de Aguirre Newman, Alejandro Campoy, cree que al final va a repercutir en un aumento de las rentas ya que se trata de espacio de calidad, muy escaso en el distrito financiero de negocios de la capital.

"Estamos queriendo que las rentas suban sólo por razones macroeconómicas pero tenemos que darle motivos y uno de ellos es tener mejores edificios", reconoce Campoy, que indica que en muchos casos los alquileres de oficinas no suben no porque no haya empresas que estén dispuestas a pagarlos sino porque el edificio está "hecho polvo".

En la misma línea se pronuncia el director nacional de Capital Markets de CBRE, Mikel Marco-Gardoqui, que subraya que Azca necesita dar un salto de calidad y situarse en los niveles de Europa para consolidarse como el centro de negocios de referencia de Madrid.

Desde la consultora JLL, esperan un recorrido al alza en los activos de calidad de oficinas de cerca del 30 % para los próximos 5 años, según señala Borja Ortega, que sostiene que las reformas emprendidas en algunos de los edificios más representativos de Azca suponen una oportunidad para las compañías de combinar espacio de calidad y una ubicación única en Madrid.

"Hemos notado más apetito por parte de los inversores institucionales en el mercado de oficinas, lo que te hace pensar que está maduro. De hecho, si entre 2013 y 2014 entraron fondos oportunistas éstos están dando paso a inversores más estables aunque aún faltan por entrar 'super core' como los fondos alemanes o las aseguradoras", explica Campoy.

Lo que de momento no percibe el mercado es una desaceleración por la falta de Gobierno, reconocen desde CBRE, aunque subrayan que la incertidumbre política no es buena ni para los inversores ni para los ocupantes.

No obstante, José Miguel Setién de JLL indica que, aunque los inversores internacionales siguen teniendo España como objetivo prioritario, se ha notado cierta ralentización de operaciones por la falta de producto de calidad disponible.

De hecho, pese a que en el segundo trimestre del año se cerraron operaciones por cerca de 600 millones, el 180 % más que en el primer trimestre, en el acumulado del año la cifra se sitúa en 800 millones, el 33 % inferior.

Entre las operaciones recientes más destacadas en el sector de oficinas de Madrid se encuentra la compra de la Torre Cepsa por parte de Amancio Ortega. Con esta transacción, tres de las cuatro torres de Castellana han cambiado de manos.

Torre Espacio, que era de Villar Mir, ha pasado a manos filipinas y la Torre de Testa a la cartera de Merlin. Sólo la de Mutua sigue siendo de sus propietarios.

Tras años muy duros, la ocupación supera ya el 90 % en las cuatro torres, un "trofeo" pocas veces disponible en el mercado.