Avalmadrid intentará recuperar los préstamos no devueltos por Arturo Fernández

La Sociedad ejecutará los avales depositados por el expresidente de CEIM que incluyen su casa de San Sebastián de los Reyes y un chalé en Andalucía

Arturo Fernández

madrid

| 10.07.2017 - 13:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado este lunes que la sociedad de Garantía Recíproca Avalmadrid intentará recuperar los préstamos no devueltos concedidos a las empresas del expresidente de CEIM y de la Cámara de Comercio, Arturo Fernández, a través de su casa de San Sebastián de los Reyes y un chalé en Andalucía que puso como aval.

Antes de la inauguración del curso de verano de la Complutense llamado 'La calidad democrática en España: comunicación, ciudadanía y consenso', Cifuentes ha recalcado que "absolutamente todos" los préstamos concedidos por la sociedad regional son anteriores a su llegada al Gobierno y que se conceden préstamos a diferentes empresarios.

"Nosotros tenemos una participación en Avalmadrid y nuestro objetivo es recuperar todo el dinero que se ha avalado. Primero se intenta llegar siempre a una negociación con las personas y en segundo lugar lo que hay que hacer ahora es ejecutar los avales con cargo a los bienes que Arturo Fernández presentó, que fue su casa y un hotel en Andalucía", ha dicho.

La dirigente autonómica ha detallado que en estos momentos el caso está en vía judicial para "poder recuperar un dinero que es un dinero de todos los madrileños". Por el momento, se ha recuperado una parte de estos préstamos y "esperan recuperar el resto".

Según han publicado hoy varios medios de comunicación, Avalmadrid dio un préstamo en 2007 (162.410 euros) y otros tres en 2013, durante el Gobierno de Ignacio González, de 592.256, 820.000 y 250.000 euros cada uno. Como el empresario no ha hecho frente a los plazos, ha sido la sociedad de capital riesgo la que se ha visto obligada a pagar a los bancos.